Operación tráfico verano 2009

Pese a la crisis, la DGT contempla 84 millones de desplazamientos en el actual período estival. La primera parte de la operación salida arranca el 1 de julio, y a lo largo del verano Tráfico llevará a cabo distintos dispositivos, entre otros de control de alcoholemia.

Con motivo de las vacaciones estivales y el aumento de desplazamientos por carretera que se produce en este periodo, la Dirección General de Tráfico pone en marcha una serie de dispositivos especiales en determinadas fechas, con el objetivo de dar fluidez y seguridad a los 84 millones de desplazamientos previstos durante los meses de julio (40.550.000) y agosto (43.450.000).


El verano del año pasado se registró también 84 millones de desplazamientos -40,3 millones en julio-, con una disminución de un 4,5% respecto a los 88 millones del verano de 2007. Como viene ocurriendo desde hace algunos años, el comienzo de vacaciones no suele realizarse los días 1 o 15 como antes, sino que se aprovechan los fines de semana para realizar los viajes. Por este motivo, y atendiendo al incremento de intensidad circulatoria, se llevarán a cabo dispositivos especiales de regulación y control del tráfico durante todos los fines de semana del periodo estival, intensificándose durante los primeros fines de semana de cada mes y dando lugar a las llamadas operaciones salida o regreso.


Atendiendo a este criterio, la primera operación salida del verano 2009 tendrá lugar el viernes 3 de julio y se desarrollará hasta el domingo 5, donde se tiene previsto 3.950.000 desplazamientos. También se pondrá en marcha dispositivos especiales para las siguientes fechas: 31 de julio, 1 y 2 de agosto, en la llamada Operación 1º de Agosto, así como los días 29, 30 y 31 de agosto Operación Fin de agosto.


Además del aumento de desplazamientos por carretera tanto en días laborales como en fines de semana, hay que destacar la mayor presencia de vehículos de turistas extranjeros y magrebíes en viaje hacia sus países de origen. Para ellos, la DGT ha habilitado una serie de áreas de descanso e información, dentro de la Operación Tránsito que comenzó el 15 de junio y que se desarrollará hasta el 15 de septiembre.


En el primer fin de semana de julio, el mayor número de desplazamientos se producirá en las salidas desde las grandes ciudades, especialmente desde Madrid hacia segundas residencias cercanas y de las costas del Mediterráneo, por lo que las carreteras más afectadas serán las de Castilla la Mancha, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía.


La Autovía del Mediterráneo (A-3) y la Autovía de Andalucía (A-4) pueden ser dos de las carreteras más concurridas durante la tarde del viernes y la mañana del sábado. Para facilitar los desplazamientos de esta primera operación, la DGT tiene previsto una serie de medidas reguladoras de la circulación, entre las que destaca la instalación, mediante conos, de un carril adicional en el sentido contrario en las principales carreteras próximas a las grandes ciudades, así como el establecimiento de itinerarios alternativos a las carreteras más concurridas.


Asimismo, y atendiendo a la necesidad de miles de conductores que necesitan circular desde una zona a otra de la Península sin pasar por la zona centro, que es la que mayor número de desplazamientos genera, se han diseñado seis itinerarios alternativos. Además, se ha confeccionado un dossier en el que por provincias se detallan los puntos conflictivos, obras, itinerarios alternativos, medidas de regulación, días y carreteras más concurridas, así como el cuadro de restricciones.

También quedará restringida la circulación de vehículos de mercancías peligrosas y transportes especiales, al igual que la de los camiones de masa máxima autorizada de más de 7.500 Kg en determinadas carreteras de especial intensidad, en horario y días determinados, y se suspenden las obras en fase de ejecución entre las 13 horas del viernes y las 24 del domingo.


Para que todo se desarrolle con normalidad, Tráfico pone al servicio del ciudadano todos los medios humanos y técnicos de que dispone, destacando la presencia en carretera de 9.300 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil -400 más que el verano pasado-. También cuenta con 700 funcionarios y personal técnico especializado que atenderán labores de supervisión, regulación e información en los distintos centros de Gestión del Tráfico, situados en Madrid, Valencia, Málaga, Sevilla, Zaragoza, Valladolid y A Coruña.


Además, dispone de un circuito cerrado con 1.183 cámaras de televisión, 2.075 estaciones de toma de datos y 1.822 paneles de mensaje variable instalados en las carreteras y 18 helicópteros que actúan en misiones de vigilancia con una cobertura casi absoluta de la red vial. Para el control de la velocidad, están repartidos por toda la geografía 522 puntos de verificación que se suman a los 240 vehículos equipados con radar para la detección de infracciones en movimiento.


La DGT ofrece gratuitamente información del estado de la circulación y de las incidencias que pueden afectarla, desde teléfono móvil, Internet, teletexto, teléfono fijo y en los boletines informativos de radio y televisión. Junto a dichos medios, la actitud responsable de los conductores es esencial para que no se produzcan accidentes. El uso del cinturón de seguridad, tanto en los asientos delanteros como en los traseros, y por supuesto en los niños, la utilización del casco, la velocidad adecuada a las circunstancias de la vía… son mensajes que la ciudadanía conoce, pero que a la hora de ponerse al volante no todos adoptan.


Alcoholemia
Este verano, Tráfico quiere llamar la atención especialmente sobre el alcohol y la conducción. Aunque el porcentaje de conductores que han dado positivo en los controles de alcoholemia está bajando, todavía hay personas que conducen con tasas de alcohol por encima del límite permitido. Para llamar la atención sobre los peligros que entraña esta conducta se llevará a cabo una campaña de alcoholemia, durante el mes de julio –días 6 a 19-, y se intensificarán los controles a los conductores. No hay que olvidar, que en los últimos 12 meses, 19.000 conductores han sido detenidos por conducir con altas tasas de alcoholemia.


En los medios
Las medidas de vigilancia y regulación anteriormente explicadas se complementarán con una campaña de concienciación que podrá verse y escucharse durante los meses de julio y agosto en televisión, radio e internet. Con los anuncios se intenta comunicar a los conductores un mensaje general de prudencia y responsabilidad con la expresión “todos conocemos las normas de circulación; todos sabemos como se hace ¿Por qué no lo hacemos?”


Perfil de la siniestralidad en verano
Entre las características principales de los accidentes producidos durante el verano del año pasado, destaca la salida de vía como el accidente mortal más frecuente con el 47,8% y el periodo de tarde -entre las 14:00 y 20:00 horas– como la franja horaria que mayor número de fallecidos registra. Asimismo, el 23% de los fallecidos no usaba el cinturón de seguridad y el porcentaje mayor de fallecidos tenía entre 25 y 44 años.


Por tanto, atención a los desplazamientos cortos y por la tarde, a las velocidades inadecuadas, a las distracciones y al uso correcto del cinturón de seguridad, ya que éste salva vidas.


Consejos
– El consumo de alcohol por los conductores es incompatible con la conducción. No ingiera ninguna bebida alcohólica si va a conducir. Al volante cero de alcohol.
– Debemos ser estrictos con el cumplimiento de todas las normas de circulación.
– Adopte las mismas precauciones al realizar desplazamientos cortos que en los de largo recorrido.
– El viaje debe prepararse previamente obteniendo información sobre el trayecto a utilizar y revisando el vehículo.
– Siempre, en cualquier desplazamiento, ya sea de corto o largo recorrido, deben utilizarse los sistemas de seguridad adecuados. Cinturón, casco o sillas infantiles pueden salvarnos la vida.
– Por motivos de visibilidad, es preferible realizar el viaje en horas diurnas.
– Durante el viaje se deben realizar descansos cada 2 horas aproximadamente. La desatención en la conducción es el principal factor desencadenante de accidentes graves.
– La velocidad debe ser la adecuada a las circunstancias y a la vía por la que circulamos. En autopistas y autovías la velocidad máxima permitida para turismos y motos es de 120 km/h.
– Si los conductores han seguido todos estos consejos desde la entrada en vigor del carnet por puntos serán recompensados con dos puntos más

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba