Noticia

La historia del Astra que quiso ser un R8

4 fotos

Ampliar

31 de julio, 2019

Este Opel Astra convertido en R8 está en venta. Su propietario cree que, por un módico precio de 2.500 euros, se deshará pronto de él... Nosotros no estamos tan seguros.

El archiconocido refrán de una imagen vale más que mil palabras no siempre es aconsejable. Para el ser humano sería mucho mejor no tener que ver según qué cosas. Desde luego, este Opel Astra convertido del modo más chabacano posible en nada menos que un Audi R8 es el mejor ejemplo de lo que os decimos. Resulta que buceando en anuncios web, nuestros compañeros de Carscoops se han encontrado con que semejante atrocidad está a la venta en Rumanía.

¿Con qué coche han hecho esta réplica del Lamborghini Aventador?

El motor del Astra no es el V10 del R8…

Su propietario asegura que se trata de un vehículo único -gracias a Dios- y que ha invertido en él una importante suma de dinero, aunque no especifica cuánto. Salió de fábrica en 2004 y, si es cierto que lo que marca el odómetro son 101.000 kilómetros, la mecánica gozaría aún de buena salud. Para dejarlo ir, el visionario pide 2.500 euros (algo más del precio por el que suelen vender los Astra de principios del 2000.) Sin duda, este añadido se debe al kit de carrocería que equipa y que imita sin contemplaciones ni precisión al citado superdeportivo alemán: parachoques, rejilla, faldones laterales, aletas ensanchadas, ópticas, salidas de escape… prácticamente todo son accesorios aftermarket.

La baja calidad de las fotografías no permiten apreciar con exactitud el habitáculo, pero el anuncio detalla que sigue un esquema similar a lo que vemos en el exterior: asientos de cuero en colores rojo y negro, pantallas táctiles, molduras cromadas e imitaciones de carbono, etc.

Casi lo único original que monta este Astra es el motor 1.8 de gasolina que declara 170 CV y que se asocia con una transmisión manual de cinco velocidades. En este aspecto se queda todavía muy lejos del formidable V10 de más de 600 CV que da vida al R8 Performance… (y en todos los demás, también. Para qué engañarnos.)

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche