Olli, el autobús autónomo y eléctrico que charla con los pasajeros

Olli, el autobús autónomo y eléctrico que charla con los pasajeros

11 julio, 2016

Local Motors, una empresa americana, ha contado con la colaboración de IBM para desarrollar un autobús autónomo y eléctrico que es capaz de interactuar con los pasajeros.

La revolución del autobús autónomo y eléctrico parece imparable. En 2015, la empresa francesa EasyMile presentó el EZ10, un autobús con capacidad para 12 pasajeros que ya está en funcionamiento en dos parques empresariales, uno en California y otro en Singapur. Hace unas semanas, conocimos el Navya Arma, también de una empresa gala y que se postula como el primer autobús autónomo y eléctrico de producción. Pues bien, un nuevo modelo de conducción autopilotada, propulsión eléctrica y fabricado mediante una impresora 3D acaba de ser presentado.

Denominado Olli, este pequeño autobús cuenta con una característica adicional frente a su competencia: interactúa con los pasajeros. Gracias a la colaboración de IBM y la implementación de los servicios ofrecidos por el superordenador Watson, los pasajeros podrán solicitar al autobús que baje o suba la temperatura, preguntarle por un restaurante cercano o conocer los parámetros escogidos para el trayecto. Watson, que ha sido desarrollado por IBM, basa su funcionamiento en el aprendizaje profundo o computación cognitiva y permitirá, según la compañía, que los pasajeros puedan conversar con Olli de una manera relativamente normal.

Que Olli pueda responder a cuestiones de los pasajeros como, por ejemplo, por qué está tomando ciertas decisiones de conducción, cómo funciona el vehículo o lo lejos que están de su destino, creará, según ha explicado la compañía, una experiencia más agradable y confortable.

Desarrollado por la empresa Local Motors con sede en Arizona Estados Unidos, este autobús autónomo y eléctrico tiene capacidad para 12 personas, alcanza una velocidad máxima de 20 km/h y está equipado con hasta 30 sensores para circular de forma segura.

La única pega de este autobús autónomo es su escasa autonomía, ya que con tan solo 51 kilómetros sus desplazamientos quedan muy limitados. Por el momento, comenzará a operar en Washington DC y a finales de este año llegará también a Miami y Las Vegas. En cualquier caso, Olli supone un avance más hacia el futuro transporte sostenible.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba