Noticia

Cómo oír un coche eléctrico

Ampliar

12 de diciembre, 2016

Una de las características de los coches eléctricos es que no hacen ruido, y eso bueno; pero, por desgracia, también es malo. Si no hacen ruido, cruzar una calle será más peligroso porque no oiremos venir a los coches.

Es bastante difícil oír un coche eléctrico ya que apenas hace ruido, y eso es algo que está preocupando a fabricantes y autoridades desde que el coche eléctrico ha empezado a ser una realidad vigente.

Por una parte, nos quejamos, y con razón, de la contaminación acústica pero, por otra, el ruido que hacen los coches es un “seguro de vida” para saber que vienen y actuar en consecuencia, por ejemplo, al cruzar una calle. El ruido es al oído lo que el movimiento es a la vista y, entre ambos, ubicamos mejor un coche.

Que no haga ruido es un problema en el que ya se está trabajando. Por ejemplo, el Opel Ampera tiene un claxon que suena menos que el principal para, precisamente, usarlo para avisar a los peatones.

Pero ahí no puede quedar al cosa. No podemos ir pitando todo el tiempo y, por eso, una solución es crear ruido artificial para los coches eléctricos. Sería para aquellos que pesan menos de 4.536 kilos – sí, no solo es para coches- y sería obligatorio que emitan un ruido audible cuando circulen por debajo 30 km/h.

Según autoridades estadounidenses, por encima de esa velocidad el ruido de rodadura y el del viento chocando contra el coche serán suficientes para que peatones o ciclistas adviertan su presencia. Decidnos qué os parece pero no creemos que sea una velocidad representativa y no queremos dejar entrever que los europeos tenemos el oído más duro que los americanos, pero 50 km/h tampoco es una velocidad descabellada como para ir “haciendo ruido”.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche