Noticia

VÍDEO| La odisea para salir de un parking: el coche casi destrozado

Ampliar

25 de junio, 2020

En este vídeo vemos que un exceso de velocidad y unas maniobras torpes y descontroladas pueden provocar que casi destroces el coche al salir de un parking.

Los aparcamientos son para algunos conductores, sobre todo los menos avezados en la conducción, como películas de miedo: entras a ellos con el coche y no sabes si el vehículo va a salir en el mismo estado en el que llegó.

Los parkings, pesadillas para muchos

A casi todos nos ha pasado que nos hemos dado algún roce con alguna columna por inexperiencia o por mero despiste, pues hay parkings que, reconozcámoslo, parecen hechos por tu principal enemigo.

No obstante, en el caso que te contamos hoy no se trata de un simple arañazo, es algo más, mucho más. Las imágenes provienen de Suiza y lo curioso es que el conductor del Volkswagen Passat gris que las protagoniza da la sensación de no estar en muy buenas condiciones para la conducción o, simplemente, que se ofusca ante la situación a la que se enfrenta.

Como podrás ver en el vídeo, el Passat ya aparece a una velocidad algo elevada teniendo en cuenta el sitio donde se encuentra (recordemos que en un aparcamiento se debe circular en torno a 10 km/h). Entra como si afrontara una curva en un circuito y, obviamente, choca contra uno de los laterales de la entrada del aparcamiento para, automáticamente, salir rebotado hacia el otro y terminar con el vehículo totalmente atravesado a la salida del aparcamiento.

En vez de pararse, respirar y analizar la situación para ver cómo puede resolver el embrollo en el que se ha metido, el propietario del Passat, inmediatamente, da marcha atrás para tratar de enderezar el vehículo y vuelve a golpearlo contra la barrera.

Buscar aparcamiento, lo que más nos estresa

Finalmente, el protagonista de nuestra historia consigue su objetivo: sale del aparcamiento. Eso sí,  antes de hacerlo vuelve a darle otro golpe al coche contra la pared. Desconocemos el estado final del coche, si necesitó de una reparación mayor (motor, chasis, dirección), aparte de la necesaria de la carrocería, pero de lo que estamos seguros es que la próxima vez que use un aparcamiento, nuestro protagonista irá con más cuidado.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche