Noticia

Cambian las indemnizaciones por siniestro: se acabó el enriquecimiento injusto

Ampliar

19 de octubre, 2020

A partir de ahora cambiarán las reglas del juego a la hora de calcular las indemnizaciones por siniestro por parte de las compañías de seguros. Te conviene leer esto para saber a lo que atenerse.

El pasado mes de julio de 2020, la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo estableció cómo se deben calcular las indemnizaciones en caso de siniestro por parte de las compañías aseguradoras. Esta sentencia tiene como propósito el evitar «el enriquecimiento injusto» por parte del perjudicado al recibir una indemnización superior al valor del vehículo.

En un siniestro lo normal es que las compañías de seguro indemnicen al perjudicado reparando su vehículo o restituyéndolo, si es imposible su reparación. El problema es que en coches con cierta antigüedad, el valor del vehículo suele ser con frecuencia menor que el coste de la reparación. Si eres el perjudicado y reclamas, hasta ahora la ley te ampararía y la compañía de seguros no tendría más remedio que asumir la reparación fuese cual fuese el coste.

Te interesa: qué tipo de seguro es el recomendable

Según esta sentencia de julio de 2020, esto supone un enriquecimiento injusto por parte del perjudicado, así que se ha establecido un límite en la suma de la indemnización a la que estará obligada la compañía.

Cuál es el nuevo límite de indemnización en caso de siniestro

Tal y como establece esta sentencia: «el daño debe ser resarcido, pero en su justa medida, y no puede convertirse en beneficio injustificado para el perjudicado”, porque “el seguro no puede ser objeto de enriquecimiento injusto para el asegurado».

Es decir, en el caso en el que la reparación supere el valor del vehículo, el límite en dicha indemnización será el del valor venal o de mercado del vehículo más un porcentaje. Ese porcentaje tiene en cuenta los trastornos que la búsqueda de un vehículo equivalente en el mercado de segunda mano (dificultad para encontrarlo, que su estado pueda ser incierto, etc.), así como los gastos administrativos que ello genera (transferencias, impuestos…).

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

  • bors

    Claro, claro, somos todos unos timadores, por eso yo siempre preferí reparar el vehiculo, por timador, no porque con el valor venal me diesen la mitad de lo que costaba en el mercado de ocasión.

    ¡Que sería de nosotros sin tantos politicos y jueces defendiendo a las grandes empresas de nosotros, los timadores!

    Saludos Timados.

    • Rubén Fidalgo

      Por desgracia así es… en este sentido nos tratan más bien como si fuésemos culpables mientras no demostremos la inocencia… como de costumbre, pagan justos por pecadores.

  • Duracero

    No entiendo donde está el enriquecimiento. Si se repara el vehículo (se está obligado si no se acepta la indemnización de la compañía), el asegurado vuelve a tener lo que tenía antes del siniestro (algo menos, porque existe depreciación ya que nunca queda igual que antes del accidente) es decir, no «gana» nada. Ahora, lo que tiene la aseguradora, es un arma para forzar al cliente a aceptar un precio medio de tasación de mercado, aunque su vehículo este tratado con mimo, tenga pocos km o este cargado de extras. Esto sólo es favorecer al más fuerte y perjudicar al que cuida lo que tiene con esmero. Muy en la línea actual de premiar la mediocridad y denostar el esfuerzo.

    • eduardo

      Exactamente, tienes toda la razón.

    • Rico

      Pues es así, el mundo se volvió patas arriba….Tienes una casa, la ocupan, tu pierdes gana el delincuente, tiene un familiar, lo asesinan, él a la tumba y el asesino en poco tiempo a la calle..y así vamos poco a poco…Premiar lo malo por encima de lo bueno acabará con la sociedad que nos han enseñado.

      • Francisco

        Claro por eso cada vez el coche vale menos y el seguro te cobra más ,eso es normal ,cuando tú coche se está devaluando ,por día

  • Pablo

    Claro como si yo por chocar con mi partner del 2003 me fuera a hacer millonario porque pidiese que me la repararan…menudo enriquecimiento de los que tienen coches viejos…. Pero las aseguradoras no se enriquecen cierto???
    Jueces y políticos al servicio de los grandes capitales. Los demás bien jodidos.

  • Juanjose

    El recibo es igual para un coche de cuatro años que de uno de catorce años, en un Siniestro porque uno tiene una indemnización y el otro otra. Gracias

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche