Así es la nueva Ordenanza de Movilidad en Madrid

Así es la nueva Ordenanza de Movilidad en Madrid

8 octubre, 2018

Con la nueva Ordenanza de Movilidad de Madrid aprobada por el Ayuntamiento, cambia significativamente la forma de moverse por las calles de la capital para peatones, coches, motos, ciclistas… Te contamos todos los cambios.

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado con los votos a favor de Ahora Madrid y PSOE la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible, que ha sido desarrollada, según sus responsables, en base a tres ejes fundamentales: lograr una mayor convivencia entre los distintos modos de transporte  y garantizar una mayor seguridad vial; profundizar en el ámbito de la movilidad sostenible; y proteger la salud de los ciudadanos a través de la mejora del aire.

Asimismo, la nuevo Ordenanza de Movilidad de Madrid, que entrará en vigor el mismo día en el que aparezca publicada en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, regula por primera vez las nuevas plataformas de movilidad compartida, potencia el transporte público frente al privado y pone su foco en la protección de colectivos vulnerables, como las personas con movilidad reducida.

Las etiquetas ambientales de la DGT se hacen obligatorias

La nueva normativa de movilidad aprobada por el Ayuntamiento incluye la implantación de la Zona de Bajas Emisiones Madrid Central y los criterios de acceso a la misma y el nuevo Protocolo Anticontaminación. Además, introduce la obligatoriedad de lucir en los vehículos los distintivos ambientales de la DGT en un plazo de seis meses, aunque el Ayuntamiento no ha especificado cuál sería la sanción en caso de no llevar visible la etiqueta.

Ordenanza de Movilidad: nuevos límites de velocidad en Madrid

Una de las medidas estrellas de la nueva Ordenanza de Movilidad de Madrid es la limitación de velocidad a 30 km/h en las calles de un carril por sentido o carril único, que suponen un 85% del total de la ciudad. Esta limitación también podría afectar a las calles de más de un carril por sentido, si existen razones que afecten a la seguridad vial.

Además, las zonas de plataforma única, aquellas en las que calzada y acera estén a un mismo nivel, la velocidad queda limitada a 20 km/h. Asimismo, los peatones podrán cruzar en cualquier punto, no solo en los pasos de cebra, en las ‘Zonas 30’ y tendrán prioridad sobre los vehículos en las calles con límite de 20 km/h.

Te puede interesar: ¿Es eficaz bajar el límite de velocidad a 70 km/h en Madrid?

El objetivo de esta medida es, según sus responsables, reducir la siniestralidad vial y pacificar el tráfico en beneficio de ciclistas y peatones.

Ordenanza de Movilidad de Madrid: bicis fuera de las aceras

La bicis no pueden circular, en ningún caso, por las aceras o zonas peatonales.
La bicis no pueden circular, en ningún caso, por las aceras o zonas peatonales.
Ampliar

Las bicicletas deberán circular por la calzada y vías ciclistas, permitiéndose la circulación de dos ciclistas en paralelo. Únicamente los menores de 12 años podrán ir en bicicleta por las aceras y zonas peatonales.

Además, los ciclistas tienen la posibilidad de giro a la derecha con semáforo en rojo siempre que esté señalizada y se permite la circulación en ambos sentidos en calles residenciales (aquellas con velocidad de 20 km/h o inferior), ciclocalles y red viaria local, si se señaliza.

Asimismo, la nueva normativa recoge que las bicicletas y otros vehículos como los patinetes se podrán anclar a vallas u otros elementos de mobiliario urbano, excepto bancos y marquesinas. En ningún caso, se permite el anclaje a elementos vegetales como árboles.

Además, se regula el registro para bicis, que será obligatorio para los servicios de alquiler y otras actividades económicas, y se señala la posibilidad de retirar bicicletas por motivos de seguridad vial, peatonal o afección al patrimonio municipal. Ante la llegada de nuevos sistemas de bicicleta de alquiler sin base fija, también se establecerán sus requisitos mínimos: seguros, matrícula, redistribución, mantenimiento y controles técnicos.

La nueva Ordenanza de Movilidad y los patinetes eléctricos

La nueva Ordenanza de Movilidad de Madrid recoge por primera vez la regulación de “los vehículos de movilidad urbana o VMU”. Hay tres tipos de VMU. Pueden ser plataformas de una o dos ruedas y patinetes con motor (tipo A); vehículos tipo ‘segway’ y patinetes eléctricos (tipo B), y otro subgrupo en el que entrarían patinetes eléctricos, y bicicletas con cesta grande, bici pasajeros, trixie y bici con pasajero mirando hacia atrás (tipo C).

Todos los VMU podrán circular por ciclocalles, carriles bici, pistas bici, por la calzada de calles integradas dentro de zonas 30 y por las calles en las que en todos sus carriles la velocidad máxima de circulación sea igual o inferior a 30Km/h. En ningún caso, los VMU podrán circular por aceras ni espacios reservados a los peatones, por carriles bus, ni por accesos y tramos sin semáforo de la M-30.

Los VMU de tipos A y B que circulen por la calzada deberán disponer de timbre, sistema de frenado, luces y elementos reflectantes debidamente homologados.

La conducción de este tipo de vehículos exigirá una edad mínima de 15 años y los usuarios no podrán circular con auriculares ni bajo los efectos de alcohol, drogas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas.

Los patines y patinetes sin motor, incluyendo monopatines, podrán circular por las aceras y demás zonas peatonales a una velocidad que no exceda de los 5 km/h; y por aceras bici y sendas ciclables, a una velocidad que no supere los 10 kilómetros por hora. Además, queda prohibido su uso deportivo, salvo en zonas específicamente señalizadas para ello.

Ordenanza de Movilidad: ¿dónde deben aparcar las motos?

Las motos deberán dejar al menos tres metros de espacio libre al aparcar sobre la acera.
Las motos deberán dejar al menos tres metros de espacio libre al aparcar sobre la acera.
Ampliar

Motos, ciclomotores, bicis y los vehículos de movilidad urbana de los tipos A y B (patinetes eléctricos y segways) tendrán que estacionar en las reservas destinadas a estos vehículos. En caso de que no hubiera una zona destinada a su aparcamiento, podrán aparcar sobre la acera, siendo obligatorio dejar tres metros de espacio libre para el tránsito peatonal.

En aceras de menos de seis metros deberán hacerlo paralelamente al bordillo. Y, si la acera tiene más de 6 metros, en semibatería o ángulo junto al bordillo. También tendrán que guardar una distancia mínima de 2 metros respecto a los pavimentos tactovisuales, y respetar los espacios peatonales próximos a paradas de autobús o taxi, estaciones de BiciMAD y otras reservas.

La nueva Ordenanza de Movilidad exige un transporte público limpio

A los vehículos turismo que presten servicios de transporte, tales como taxi y VTC, se les exigirán requisitos ambientales para circular por la ciudad. Así, como ya sucede con el taxi, todas los coches que presten servicio VTC tendrán que contar con la etiqueta Eco o Cero, y C en el caso de vehículos adaptados. Para los vehículos de turismo que ya se dediquen al servicio de transporte de personas cuando entre la ordenanza en vigor, habrá un régimen transitorio, de modo que hasta el 31 de diciembre de 2022 podrán seguir circulando los B y los sin etiqueta, y los C podrán circular hasta el 31 de diciembre de 2027.

El RACE se pronuncia sobre la nueva ordenanza

Para el RACE, este nuevo plan supone una vuelta de tuerca en la discriminación del vehículo. Cientos de miles de madrileños necesitan sus vehículos para poder ejercer su actividad laboral y personal. En este sentido, el Ayuntamiento no plantea alternativas ni medidas para la renovación del parque ni de incentivos para utilizar los vehículos con energías alternativas.

Por otra parte, algunas de las nuevas ordenanzas atentan directamente contra la formación vial que se recibe desde pequeños. Con el uso de las bicis únicamente por la calzada, se permitirá que los niños mayores de 13 años, que no tienen conocimientos de circulación, compartan la vía con vehículos a motor.

Para el Real Automóvil Club de España, la movilidad sostenible no consiste en dar vía libre a algunos colectivos en concreto, sino en tomar medidas que sean prácticas y eficientes para todos los actores que circulan en una ciudad.

Además, el RACE echa de menos una mayor concreción de la red de aparcamientos disuasorios que fue presentado dentro del Plan A del Ayuntamiento. El Club aboga por un uso combinado de las modalidades de transporte sin dilapidar el uso del transporte privado, puesto que está probado que un conductor podría tardar más del doble de tiempo utilizando el transporte público para completar un desplazamiento de medio o largo alcance.

El protocolo castiga a los vehículos eléctricos

Según el bufete de abogados DVuelta, ya desde el Escenario 1 del protocolo anticontaminación de Madrid (el menos restrictivo) se puede producir la paradoja de que el Ayuntamiento esté castigando a los vehículos menos contaminantes, los eléctricos. ¿Cómo? Pues así de sencillo: la limitación a 70 km/h de máxima en la M30 y diferentes accesos a la capital se supone que es una medida llevada a cabo para reducir emisiones en vehículos contaminantes. Sin embargo, los eléctricos también deben acatarla cuando en realidad no producirían ningún tipo de emisión circulando a la velocidad normal (90 o 100 km/h.) Es por eso que la conocida empresa madrileña se ha llegado a preguntar si tras el protocolo antipolución puede existir también un cierto afán recaudatorio…

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Oscar Esteve 6 octubre, 2018

Me gusta ! Quizás un poco brusco, pero queda muy claro al modelo de ciudad al que el ayuntamiento que quieren llegar.

Alberto Barroso 9 octubre, 2018

Me parece increíble que los ciclistas puedan girar a la derecha cuando el semáforo está en rojo, !qué peligro!

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba