Nueva nomenclatura de Audi para identificar sus modelos

Nueva nomenclatura de Audi para identificar sus modelos

23 agosto, 2017

La firma de los cuatro aros inaugura, con el lanzamiento del Audi A8, un nueva forma de designar sus modelos. La nueva nomenclatura de Audi se aplicará tanto para los vehículos con motor de combustión como para los Audi e-tron con propulsión híbrida y eléctrica.

El fabricante alemán ha decido cambiar la manera con la que, hasta ahora, identificaba la potencia de cada modelo. La nueva nomenclatura de Audi, que se aplicará en todo el mundo, se utilizará para todos los tipos de propulsión y servirá para estandarizar la lectura de potencia de todos los modelos, independientemente de que se trata de un vehículo con motor de combustión o un modelo de la familia e-tron con propulsión híbrida y eléctrica. Así, dentro de cada serie, una combinación de dos números sustituirá las distintas designaciones utilizadas con anterioridad, representando la potencia específica de cada coche.

El valor de referencia para la nueva designación es la potencia de cada modelo expresada en kilovatios (kW). Por ejemplo, en la trasera de los modelos con potencias comprendidas entre 81 y 96 kW (entre 110 y 130 caballos) aparecerá la combinación numérica ’30’, mientras que se identificará a las versiones con potencias entre los 169 y 185 kW (entre 225 y 262 caballos) con el número ’45’.

En cada caso, los números aparecerán sustituyendo a los que hasta ahora identificaban la cilindrada, junto a las siglas que representan la tecnología utilizada en cada motor (TFSI, TDI, g-tron o e-tron).

Las combinaciones de números que identifican los niveles de rendimiento en la gama de modelos Audi aumentan en incrementos de cinco, representando así una jerarquía dentro de sus respectivas series y la posición general que ocupan en la marca. Según la nueva nomenclatura, en el futuro el rango abarcaría desde el Audi Q2 30 TFSI con 85 kW hasta el Audi Q7 50 TDI con 200 kW. Los modelos de altas prestaciones S y RS, así como el Audi R8, ocuparán un lugar especial al mantener su denominación clásica, en referencia a su posición como los más altos dentro de su gama.

“A medida que las tecnologías de propulsión alternativas cobran cada vez más relevancia, la cilindrada como atributo del rendimiento de un motor pasa a ser menos importante para nuestros clientes. La claridad y la lógica estructuración de las designaciones de acuerdo a la potencia de salida hace posible distinguir entre los distintos niveles de rendimiento”, ha explicado Dietmar Voggenreiter, Director de Ventas y Marketing de AUDI AG.

Audi pondrá en marcha el cambio con la nueva generación del Audi A8, que llegará al mercado en otoño. Todas las nuevas series de la firma recibirán esta nueva nomenclatura cuando se lancen al mercado y las gamas restantes contarán con esta nueva denominación cuando se renueven (verano de 2018).

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba