La importancia del segundo, del metro y medio, de la atención…

La importancia del segundo, del metro y medio, de la atención…

La DGT ha lanzado una nueva campaña de seguridad con una serie de tres spots en los que víctimas reales de accidentes de tráfico cuentan sus historias y destacan la importancia de seguir las normas de tráfico. Una campaña que, como acostumbra la DGT, es dura pero real.

La Dirección General de Tráfico ha lanzado una nueva campaña de seguridad para concienciar a los conductores de la importancia de lo que, en ocasiones, parece no tenerla. La absoluta atención a lo que sucede en la carretera y el respeto a todas las normas de tráfico son herramientas vitales, tanto para el conductor como para los demás usuarios de la vía, para reducir los accidentes en nuestras carreteras.

En eso se centra esta nueva serie de spots que ha querido divulgar la DGT, con actores que son víctimas directas y reales de siniestros, atropellos e infortunios viales con tristes consecuencias. Anna González, Mar Cogollos o Jordi Porta son sólo algunos de los muchos damnificados por la desatención durante la conducción. Ellos son, ahora, los que nos cuentan sus historias a través de los ojos en primera persona de alguien que ha sufrido un percance con muy graves consecuencias.

En el caso de Anna, un camionero atropelló a su marido mientras circulaba por una carretera secundaria practicando ciclismo arrebatándole la vida. Además, se fugó del lugar sin dar ningún tipo de ayuda o socorro. Si el conductor del vehículo pesado hubiera respetado el metro y medio que se debe dejar al rebasar al ciclista, Anna no estaría contando su funesta experiencia como viuda.

También existen situaciones en las que los responsables de los accidentes son después las propias víctimas. Ese es el caso de Mar Cogollos, directora de la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal (Aesleme), que sufrió un accidente por cambiar de emisora de radio. Después del impacto tuvo que dejar de hacer cosas que le gustaban por el impedimento de su silla de ruedas y su lesión medular. También, es el caso de Jordi Porta que, tras haber bebido alcohol, cogió su moto y se estrelló, quedando igualmente en silla de ruedas.

La historia de Anna González

La historia de Mar Cogollos

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba