Noticia

Normativa RDE: el domingo entra en vigor la medición de emisiones más exigente

Ampliar

30 de agosto, 2019

Este domingo entra en vigor la nueva normativa RDE que controlará de una forma muy rigurosa y estricta las partículas NOx que emiten los actuales coches de combustión.

Este próximo domingo entra en vigor la normativa RDE (Real Driving Emissions, por sus siglas en inglés) de medición de emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) para todos los vehículos de combustión en Europa. Esta normativa es la primera prueba a nivel mundial que se realiza directamente en carretera y en conducción real de cara a medir y controlar este tipo de emisiones contaminantes que suponen un riesgo para la salud humana. Por supuesto, el RDE no llega para sustituir al reciente ciclo de homologación WLTP, sino que servirá para complementarlo.

Qué coches híbridos enchufables se venden en España

Según la patronal española de fabricantes, Anfac, el RDE se posiciona como el estándar más exigente del mundo en cuanto a la vigilancia de partículas de NOx, algo que sólo la UE ha implementado hasta la fecha. No hay duda de que tanto la industria como las administraciones llevan años trabajando en el objetivo de reducir emisiones. De hecho, los actuales filtros antipartículas que incluso equipan ya los motores de gasolina tienen una altísima efectividad.

Esto, sumado a las cada vez más severas políticas medioambientales que salen de Bruselas, garantizan un presente y un futuro más limpio, sobre todo en los principales entornos urbanos. Como ejemplo, basta mencionar que los coches modernos con motor de combustión emiten hasta un 84% menos de NOx que los que salían de fábrica hace 15 años (y que hoy todavía circulan por nuestras carreteras.) Para continuar en esa línea de mejora sin renunciar a las mecánicas térmicas, en 2021 se introducirán límites todavía más exigentes para emisiones de NOx.

VÍDEO | Probamos 5 eléctricos para circular sin restricciones

El envejecimiento del parque automovilístico como gran lastre

El Plan PIVE aumenta las matriculaciones pero no frena el envejecimiento del parque.

«La industria de la automoción española, en línea con la industria del automóvil europea, ve positivamente la introducción de estas normativas, las más exigentes del mundo, que redundan en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos. De hecho, los fabricantes han contribuido activamente en su desarrollo durante los últimos dos años y han invertido más de 50.000 millones en el último lustro para mejorar el impacto medioambiental de los vehículos», dice el vicepresidente ejecutivo de Anfac, Mario Armero.

Sin embargo, ha remarcado que el progresivo envejecimiento del parque automovilístico español, con 12,4 años de media en 2018, no permite que la reducción de las emisiones de CO2, NOx y partículas que las nuevas tecnologías permiten y estas nuevas normas exigen lleguen a la sociedad. «El verdadero impacto en el empeoramiento de la calidad del aire de los centros urbanos proviene del envejecimiento de los vehículos en circulación», concluye.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche