Noticia

No tires el aceite de las croquetas, puede servirte de combustible para el coche

Ampliar

08 de marzo, 2020

Ford ha probado con éxito aceite vegetal hidrotratado como combustible para sus vehículos comerciales, un diésel hecho a partir de aceite de cocina usado.

¿Aceite de cocina usado para mover tu coche? Pues sí, después de para preparar una deliciosas croquetas (por ejemplo), el aceite que se usa para freír puede tener un posterior (y ecológico) uso.

Ford acaba de anunciar que ha probado, con buenos resultados, su vehículo comercial Ford Transit para que utilice aceite vegetal hidrotratado (HVO) que consiste en un combustible diésel fabricado a partir de aceite de cocina usado. Sus ventajas medioambientales son indiscutibles: reduce hasta en un 90% las emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con el gasóleo tradicional y emite menos óxidos de nitrógeno (NOx).

Puede que te interese: Qué es el Diésel R33 o gasóleo azul: ¿contamina menos?

Otras de las ventajas del HVO, que utiliza hidrógeno como catalizador y también incorpora residuos de grasas animales y aceite de pescado, implica que este diésel quema el combustible “más limpiamente” que los biodiésel convencionales y tiene una vida útil más larga. Además, facilita el arranque de los motores diésel a bajas temperaturas.

Aceite vegetal hidrotratado, ¿solución ecológica?

No obstante, el principal problema con el que se encuentra en la actualidad es su escasa distribución, ya que solo se comercializa en algunas estaciones de servicio de Europa, principalmente en Escandinavia y en los países bálticos, donde se puede ofrecer en forma pura o como una mezcla con diésel normal.

Algunos operadores de flotas internacionales lo han incluido en sus planes estratégicos para mejorar sus credenciales ecológicas.

La recogida de aceites usados de cocinas industriales es algo que, aunque raro en España, está más extendido en otros países de Europa. RecOil es una iniciativa de la Unión Europea, apoyada por la Comisión Europea, que está trabajando para aumentar las recogidas de aceite de cocina usado de restaurantes e impulsar la producción de biodiesel con la recogida de más residuos domésticos.

En cuanto a Ford, ha probado este combustible en su motor EcoBlue 2.0 y ha verificado que no son necesarias modificaciones para que funcione con total normalidad. “Permitir que nuestras furgonetas funcionen con combustible hecho de residuos, incluido el aceite de cocina usado, puede parecer exagerado, pero usar aceite vegetal hidrotratado es, de hecho, una forma muy real en la que los conductores de la Transit y los operadores de flotas pronto podrán ayudar a todos a disfrutar de una mejor calidad del aire”, ha señalado Hans Schep, director general de Vehículos Comerciales de Ford Europa,

 

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche