Noticia

¿Confiamos en el coche autónomo? Casi la mitad no se subiría en uno

Ampliar

30 de mayo, 2020

El coche autónomo no nos genera confianza. En una encuesta en EE.UU, la mitad reconoce que "nunca se subirían a un taxi o a un vehículo compartido autónoma"

Los coches autónomos son todavía para muchos, sobre todo para el conductor de a pie, ciencia-ficción. No obstante, las marcas automovilísticas siguen trabajando denodadamente para que los automóviles, poco a poco, vayan adquiriendo más responsabilidades hasta que tomen el control total de la conducción.

La tecnología avanza y algunos fabricantes ya pronostican que tienen al alcance de la mano que los vehículos alcancen el nivel 4 y 5 de conducción autónoma, que implican que el coche toma el control total de la conducción (la diferencia entre uno y otro es que en el nivel 5 no hay pedales ni volante).

Puede que te interese: Los 5 niveles de la conducción autónoma

El nivel 3, en el que  el conductor continúa siendo el responsable  aunque el coche de manera autónoma una gran cantidad de acciones, está listo en China y Estados Unidos, aunque a Europa no ha llegado aún por un tema de legislación (no está regulado normativamente).

Viendo que la tecnología no parece un problema y que la legislación, poco a poco, se irá actualizando, nos queda analizar el último vértice: el conductor. ¿Cómo lo recibirá? ¿Se fiará? ¿Podrá sacrificar la diversión al volante que supone conducir?

Una encuesta realizada en Estados Unidos nos puede servir como pista de cómo podrá ser acogido el vehículo autónomo en Europa y España.

El sondeo, llevado a cabo por Partners for Automated Vehicle Education (PAVE), una coalición de actores de la industria y organizaciones sin ánimo de lucro que tiene como objetivo mejorar la comprensión del público sobre los vehículos autónomos, ha ofrecido resultado sorprendentes y que denotan que el público norteamericano es bastante escéptico con los vehículos autónomos.

No nos terminamos de fiar del coche autónomo

Casi la mitad de los encuestados,  el 48%, reconoció que «nunca se subirían a un taxi o a un vehículo compartido que se condujera de forma autónoma», mientras que el 21% dijo que no estaba seguro de ello. Una quinta parte de los encuestados, un 20%, cree que los vehículos autónomos nunca serán seguros y sólo uno de cada tres piensa que las ventajas de estos automóviles superarán a las desventajas.

Los responsables de la encuesta sostienen que con este sondeo han detectado que la gente no está demasiado informada respecto a los vehículos autónomos (el 20% sostenía que ya existían y circulaban por las calles), lo que colabora a una falta de confianza hacia esa tecnología (el 60% confesaba que confiaría más si tuviera más información), algo que, señalan desde PAVE, tiene que ayudar a cambiar la industria.

«La forma en que algunas empresas anuncian sus productos actuales lleva a la gente a creer que los coches son capaces de hacer más de lo que hacen«, concluye Tara Andringa, directora ejecutiva de PAVE.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche