Noticia

Nissan y Honda, llamadas masivas a revisón

Ampliar

10 de diciembre, 2014

Nissan ha llamado a revisión cerca de medio millón de vehículos por posibles fugas de combustible. Por su parte, Honda examinará más de 2,5 millones de vehículos por problemas con los airbags suministrados por Takata.

La marca japonesa Nissan ha llamado a revisión 470.000 vehículos en todo el mundo por posibles fugas de combustible. Los modelos se corresponden a vehículos fabricados entre los años 2012 y 2015. El error se encuentra en los sensores de presión, ya que estos pudieron no haber sido apretados con la fuerza necesaria en la cadena de montaje. Este hecho podría conllevar la fuga de combustible debido al calor y las vibraciones, aumentado el riesgo de incendio, según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carretera de los Estados Unidos. Los vehículos afectados montan motores de inyección directa.

Un portavoz de Nissan dijo que no ha habido informes de accidentes o lesiones relacionadas con este tema. Entre los modelos afectados se encuentran el Nissan X-Trail y el Nissan Pulsar. Además, modelos de la marca Infiniti, división premium de Nissan, como la berlina Infiniti Q70, también se han visto afectados por esta llamada a revisión global.

La distribución por continentes de las revisiones queda de la siguiente manera: 233.000 vehículos examinados en Japón, alrededor de 140.000 en América del Norte, 22.500 en Europa y los 71.500 restantes se encuentran repartidos por Oriente Medio, China, América del Sur, África y otros mercados.

La sustitución de las piezas afectadas la llevará a cabo Nissan sin coste alguno para los propietarios. Según un portavoz de la compañía, la marca comenzó notificar el problema a los propietarios de todo el mundo a finales del mes pasado.

Por su parte, Honda se plantea investigar mundialmente los airbag de la empresa Takata en sus coches. El presidente de la compañía, Takanobu Ito, en declaraciones a un medio japonés, ha lamentado no haber actuado antes.

«Deberíamos haber actuado bajo la visión de que es un problema del vehículo y no de las partes”, dijo el presidente de Honda. A estas declaraciones le ha seguido la decisión de la firma de ampliar sus revisiones a todo el territorio de los Estados Unidos y no solo a las regiones húmedas, las más proclives a los fallos del airbag. La explosión de airbags en regiones como California y Carolina del Norte han impulsado a Honda a tomar esta decisión.

La nueva llamada a revisión se detallará el lunes. En principio, más de 2,5 millones de vehículos serán convocados. Si a esta última cifra le sumamos los que ya han sido examinados con anterioridad, nos encontramos con un total de 8.740.000 coches implicados.

Honda ha implementado una campaña similar de inspección para la mejora de la seguridad que afectará a 134.584 vehículos en Japón. A este programa de revisiones podría sumarse en breve Europa. «Si existe un problema, queremos responder de la misma manera en todas partes», dijo Ito ante la posibilidad de una campaña global.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche