Noticia

Nissan en Barcelona opta a fabricar un nuevo turismo que crearía 1.000 empleos

2 fotos

Ampliar

19 de diciembre, 2012

La dirección de Nissan en España ha confirmado este miércoles que la planta de la Zona Franca de Barcelona opta a fabricar un nuevo turismo a partir de mitad de 2014, lo que supondría la creación de 1.000 puestos de trabajo directos y 3.000 indirectos.

Así lo ha explicado el consejero director general de Nissan España, Frank Torres, que ha insistido en que esta adjudicación solo será posible si se consigue pactar con los sindicatos el plan de mejora de la competitividad.

Según Torres, no hay una fecha límite para firmar este acuerdo, aunque ha remarcado que es «muy urgente» para poder enviar un mensaje positivo a la dirección de la multinacional en Japón y poder competir así con el resto de plantas de la alianza NissanRenault en Europa en la adjudicación de este turismo.

La multinacional tenía previsto ensamblar este modelo –que aún está en fase de proyecto– en la planta de Sunderland (Reino Unido), pero ha cambiado los planes con la adjudicación a la fábrica británica de un coche de alta gama, de la marca Infiniti, lo que supone la reubicación del turismo a otra factoría del grupo.

La producción del vehículo de pasajeros –un segmento que no se ha fabricado nunca en Barcelona– supondría una inversión de unos 130 millones de euros y comportaría un incremento del volumen de producción anual en unas 80.000 unidades, con lo que se sobrepasarían los 200.000 coches al año.

El acuerdo con los sindicatos sobre el plan de competitividad es clave.

2 fotos

Ampliar

El nuevo modelo –que será un vehículo del segmento C compacto– aseguraría el empleo y la viabilidad de la factoría a partir de 2014, cuando se dejarán de ensamblar los modelos Pathfinder, Navara y la furgoneta X83 –comercializada como Opel Vivaro, Nissan Primastar y Renault Traffic–, y solo se producirán la ‘pick up’ One Ton –que empezará a ensamblarse en 2014– y la furgoneta NV200, en la versión de combustión y la eléctrica.

Los acuerdos del plan de competitividad, fundamentales

Torres ha insistido en que la adjudicación de este nuevo modelo requiere alcanzar un acuerdo con el comité de empresa para mejorar la competitividad de la planta catalana.

Hasta ahora, los sindicatos han mantenido su rechazo a la propuesta de la compañía principalmente debido a la doble escala salarial para los nuevos empleados, que fija un salario de inicio de 19.000 euros anuales con un límite de 25.500.

Tampoco se ha alcanzado un acuerdo en la propuesta de aumento del trabajo efectivo, que proponía un aumento del ritmo de la línea de producción y eliminar una de las tres pausas que realizan los trabajadores, pasando de los 32 minutos diarios de descanso actuales a 21.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche