Noticia

Nuevo etiquetado de neumáticos: lo que debes saber

4 fotos

Ampliar

25 de enero, 2021

El nuevo diseño de las etiquetas tiene una clasificación más clara para el frenado, la resistencia de la rodadura y el nivel de ruido de los neumáticos. Aquí te lo explicamos.

En el mes de mayo todos los neumáticos de nueva factura que se vendan en la Unión Europea tendrán un nuevo sistema de etiquetado. Un cambio de norma que, según Continental, permitirá a los usuarios tener mucha más información acerca de la goma que equiparán en sus vehículos y que también será obligatorio en los neumáticos de los vehículos industriales.

Te puede interesar: Cómo elegir el mejor neumático para tu coche

Una de las grandes novedades de este etiquetado es la aparición de un código QR visible en la parte superior derecha de la etiqueta que nos lleva a un acceso directo con la base de datos (EPREL) de la Unión Europea donde se puede consultar la información sobre el neumático.

En esta base de datos se muestran las diferentes clasificaciones para los neumáticos, así como todo el proceso productivo del modelo que se esté buscando. Los datos cuyas informaciones se han ampliado para las cubiertas son:

  • La resistencia de la rodadura unida al consumo de carburante
  • La capacidad de frenada sobre carreteras mojadas
  • Los niveles de ruido que emite el neumático y que se indican mediante el número de decibelios y con las letras A, B o C.

Ahondando en ellas, se observa que se ha realizado un reasignado de  las categorías. Si antes se catalogaba de la A a la G ahora se suprime la última y se llega hasta la E. Igualmente, aquellos que habían sido calificados anteriormente como clase E por su resistencia en la rodadura y su agarre en mojado serán ahora clasificados como clase D.

Así se lee ahora la etiqueta de un neumático.

4 fotos

Ampliar

Información más clara en el neumático

Otra de las nuevas funciones reside en dos pictogramas que aparecen si hablamos de un neumático apto para conducir con nieve que cumpla con las normas de homologación de la Unión Europea (conocido como el test del copo de nieve), y/o si se trata de un neumático que ofrece una buena tracción en hielo en línea con los nuevos estándares de calidad ISO.

Según Continental, con este nuevo etiquetado, los usuarios finales y operadores comerciales podrán escoger de manera más específica los neumáticos que quieren emplear para sus vehículos, ya que una rueda con una menor resistencia a la rodadura acabará suponiendo un ahorro sustancial en combustible así como una reducción de las emisiones de CO2, mientras que la información más clara sobre sobre el agarre en mojado contribuirá a una mayor seguridad vial, sin obviar que la información relativa al ruido ha sido pensada para suprimir cada vez más la contaminación acústica.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche