Mundial de F1

11 septiembre, 2007

El mundial de Fórmula 1 vive una semana decisiva pendiente de la solución que el Consejo Mundial de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) de el jueves al ’affaire McLaren’. La decisión en poco afectará a Fernando Alonso, cuyo recorrido en la escudería británica parece torcido sin remedio para acercarse, de vuelta, a Renault.

El mundial de Fórmula 1 vive una semana decisiva pendiente de la solución que el Consejo Mundial de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) de el jueves al affaire McLaren. La decisión en poco afectará a Fernando Alonso, cuyo recorrido en la escudería británica parece torcido sin remedio para acercarse, de vuelta, a Renault.

El mundial de Fórmula 1 vive una semana decisiva pendiente de la solución que el Consejo Mundial de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) de el jueves al ’affaire McLaren’. La decisión en poco afectará a Fernando Alonso, cuyo recorrido en la escudería británica parece torcido sin remedio para acercarse, de vuelta, a Renault. Un retorno en todo caso transitorio, porque todo anuncia que el final del camino está en Ferrari.


El jueves, la FIA puede imponer una grave sanción a McLaren, mientras que nadie espera medidas contra los pilotos de la escudería británica, conminados a colaborar con la investigación. Esa sanción será el detonante de la salida de Alonso del equipo el año que viene, inevitable salvo que cambien mucho las cosas incluso aunque las aguas vuelvan a su cauce y no haya castigo para el equipo.


Uno de los factores que podría mantener a Alonso en McLaren es que Ron Dennis abandone la marca, algo que pide todo el ’paddock’ de la F- 1 , incluido Bernie Ecclestone. El patrón británico ha pedido que confíen en él al gobierno de Bahrein, propietario del 30 por ciento del equipo, y a su amigo Manssur Ojjeh, propietario de un 15 por ciento, y al parecer están de acuerdo en que siga. Así, Mercedes se queda sola en defensa de Alonso, y con su 40 por ciento del equipo no puede hacer gran cosa por ayudar al asturiano.


Alonso no está cómodo en el equipo, el ’motor home’ respira un ambiente hostil, así que intentará abandonar la escudería al ’estilo Capello’, ganando el mundial de 2007 y forzar así una salida amistosa.


El futuro más inmediato del bicampeón del mundo está de vuelta en Renault con Flavio Briatore. El italiano y Telefónica están de acuerdo y el equipo francés trabaja en el coche de 2008 desde el mes de julio para poder ofrecer a Alonso un monoplaza capaz de rivalizar con los McLaren y Ferrari, y superar a los BMW, esta temporada superiores a los monoplazas franceses. El equipo azul tiene las puertas abiertas de par en para Alonso siempre que acepte un compromiso de dos temporadas más una tercera opcional.


Todo ello, para dar el salto a Ferrari en 2010. El público del circuito italiano de Monza dictó sentencia el pasado domingo en el podio: aplaudió y vitoreó mucho más a Alonso (primero) que a Kimi Raikkonen (tercero), y espera que el español llene el hueco dejado por Schumacher, que ha resultado ser demasiado grande. La prensa italiana clama por Alonso, aunque sabe que con el actual jefe, Jean Todt, la operación es imposible para la escudería italiana. Pero los aficionados transalpinos saben esperar.


 

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba