Noticia

Haz el Mundial de Fútbol con España en coche

15 fotos

Ampliar

11 de junio, 2014

El Mundial de Fútbol es uno de los eventos deportivos más importantes del mundo. ¿Has pensado alguna vez en vivirlo en directo? Si te animas a ir a Brasil a ver a nuestra selección, aquí te ofrecemos los datos más interesantes que debes tener en cuenta.

El evento futbolístico más importante del mundo tiene lugar este año en Brasil, probablemente el lugar donde el deporte rey tiene mayor importancia. Se trata de un país con una superficie de 8.547.404 km cuadrados, lo que le convierte en el quinto más grande del mundo. De norte a sur tenemos una distancia de 4.345 km, mientras que de este a oeste la cifra se queda en 4.330. Esta gran amplitud dificulta en parte la logística de todo el Mundial y, sobre todo, la del transporte de los aficionados.

Las 12 sedes donde se van a disputar partidos están concentradas entre el centro y el este del país, ocupando, eso sí, casi todo el “largo” del mismo. Solamente una de las sedes, la de Manaos, está situada en una zona más al oeste.

Las 12 sedes del Mundial de Brasil (Ciudad-Estadio)

  • Belo Horizonte – Estadio Mineirao
  • Brasilia – Estadio Nacional
  • Cuiabá – Arena Pantenal
  • Curitiba – Arena da Baixada (España vs Australia, 23 de junio)
  • Fortaleza – Estadio Castelao
  • Manaos – Arena Amazonia
  • Natal – Estadio das Dunas
  • Porto Alegre – Estadio Beira Rio
  • Recife – Arena Pernambuco
  • Río de Janeiro – Maracaná (España vs Chile, 18 de junio)
  • Salvador de Bahía – Arena Fonte Nova (España vs Holanda, 13 de junio)
  • Sao Paulo – Arena de Sao Paulo

Sedes donde juega España

Estadio Fonte Nova

15 fotos

Ampliar

Nos ponemos en la piel del aficionado futbolero que tenga la suerte -y los recursos- para ir a animar a nuestra selección y lo primero que nos preguntamos es… ¿cómo nos organizamos para ver los partidos? Damos por hecho que si estás leyendo estas líneas, es que además de aficionado al fútbol eres amante de los coches, por lo que nuestro medio de transporte está claro. Lo primordial es ver dónde están las sedes en las que España juega durante la primera fase.

Debutamos contra Holanda el día 13 de junio en el estado Arena Fonte Nova, situado en Salvador de Bahía. Esta localidad, muy cerca de la costa como todas en las que jugamos durante la primera fase, se encuentra en el Noreste de Brasil. Una vez finalizado el compromiso contra el combinado tulipán, los nuestros se desplazarán hasta Río de Janeiro, donde nos veremos las caras con Chile en el mítico estadio de Maracaná. Tendremos cinco días para recorrernos los 1.622 km que separan ambas sedes por el camino más corto. Se trata de una distancia lo suficientemente importante como para evitar hacerla en un solo día. Hay tiempo para hacer del viaje algo más ameno, parando una o dos noches y haciendo turismo.

Otros cinco días tendremos para recorrer la distancia entre Río de Janeiro y Curitiba, donde se encuentra el estadio Arena da Baixada, donde España cerrará la primera fase contra Australia el día 23 de junio. En esta ocasión el trayecto es más corto, de 845 km. No obstante, volvemos a recomendar una parada. Y en esta ocasión, ésta es clara, ya que más o menos a mitad de camino pasamos por Sao Paulo.

Distancia recorrida durante la primera fase

  • Salvador de Bahía – Río de Janeiro: 1.622 kilómetros
  • Río de Janeiro – Curitiba: 845 km
Estadio Arena Castelao

15 fotos

Ampliar

Una vez finalizada la primera fase del Mundial de Fútbol, habrá que ir improvisando un poco si queremos seguir a nuestra selección, ya que la situación de sus siguientes sedes dependerá del resultado. Tanto si somos primeros como si somos segundos de grupo, hay que desplazarse. En el caso de acabar como líderes, nuestro siguiente compromiso tendrá lugar el día 29 de junio y será en el estadio Castelao de Fortaleza. Si se da esta situación, el desplazamiento desde Curitiba es de 3.281 kilómetros, ya que se trata de una localidad situada en la zona norte del país… y nosotros hemos ido bajando hacia el sur con el paso de los partidos. Se trata de un viaje donde nos pasaremos poco más de dos días al volante, pero teniendo seis entre los dos encuentros, podemos tomárnoslo con calma.

Un día menos para desplazarnos habrá si España pasa como segunda de grupo, ya que nuestro enfrentamiento de octavos de final tendría lugar el sábado 28 de junio en el estadio Minerao de Belo Horizonte. Quizás el rival de nuestra selección sea más complicado si somos segundos, pero la vida se vuelve mucho más fácil para nosotros, ya que pasamos de un desplazamiento de más de 3.000 kilómetros a uno de 987 kilómetros.

A partir de aquí, las combinaciones pueden ser muy variopintas en función de los resultados, así que te contamos los posibles escenarios de unos hipotéticos cuartos de final, semifinales, tercer y cuarto puesto y… si todo va como deseamos, la gran final.

Esta es la situación de las 12 sedes del Mundial de Fútbol en Brasil.

15 fotos

Ampliar

Los cuartos de final nos los podemos jugar en Fortaleza el día 4 de julio (aunque si venimos de jugar el partido de Belo Horizonte, no evitamos el viaje de ninguna manera) o en el estadio Arena Fonte Nova un día más tarde, situado en Salvador de Bahía, con lo que repetiríamos el estadio del partido inaugural contra Holanda.

Las semifinales tendrán lugar en el estadio Minerao de Belo Horizonte (8 de julio) o en el Arena de Sao Paulo (9 de julio). Solamente descubriríamos sede en el caso de estar encuadrados en la segunda semifinal, si bien la ciudad ya la habríamos visto durante nuestro trayecto entre el segundo y el tercer partido de la primera fase.

El día 12 de julio tendremos el tercer y cuarto puesto en el estadio Nacional de Brasilia, situado en el interior del país, hacia el este, y con un desplazamiento relativamente cómodo desde cualquiera de las sedes de las semifinales. Por último, aparece en el horizonte la gran final del Mundial de Brasil, que como no podía ser de otra forma se disputará en el mítico estadio de Maracaná, en Río de Janeiro, donde ya habremos estado en el segundo partido de la primera fase (contra Chile).

¿Cómo llego a Brasil?

Obviamente, por muy aficionados que seamos a los coches, llegar a Brasil en este medio de transporte es “algo complicado”. Nos tocará tirar de avión. Aunque, precio aparte, esto no nos supondrá un problema teniendo en cuenta la gran cantidad de aeropuertos existentes en Brasil.

Estadio Maracaná

15 fotos

Ampliar

Lo normal, teniendo en cuenta que el primer partido lo jugamos en Salvador de Bahía, es que viajemos a esta ciudad. Podemos ir con la hora “pegada” -aunque no lo recomendamos, por si acaso hay retrasos y demás imprevistos que puedan surgir-, ya que la distancia desde el Aeropuerto Internacional de Salvador y el Estadio Arena Fonte Nova es de tan solo 25 kilómetros. Pero ojo, no olvidemos que estamos en plena ciudad, y lo que sería un trayecto de 20 minutos puede convertirse en más (mucho más) del doble.

Para la vuelta, es difícil pronosticar desde que ciudad nos tocará viajar, aunque siempre puedes ser optimista y reservar tu vuelo para el día 13 o 14 de julio desde Río de Janeiro. No obstante, si España “cae” antes y no te quedan más ganas de seguir recorriendo Brasil, no hay problema, ya que siempre encontrarás un aeropuerto a una distancia más o menos razonable de cada sede.

Las curiosidades de Brasil al volante

Lo primero que debes hacer al llegar al aeropuerto correspondiente es alquilar un coche. Debes tener en cuenta que para hacer esto has de cumplir tres requisitos.

El primero de ellos es el de tener más de 21 años. Incluso algunas compañías exigen una edad mínima de 25 para prestarte sus servicios. Además, como es obvio, tendrás que tener un permiso de conducir en regla. En principio, acompañado de tu pasaporte debería valer, pero no está de más sacar una licencia internacional para evitar problemas tanto al alquilar como ante cualquier eventualidad que pueda surgir. Por último, las compañías de alquiler de vehículos te exigirán una tarjeta de crédito internacional.

Una vez tengamos el coche en nuestras manos, conviene seguir una serie de consejos para evitar disgustos. Los más importantes son los siguientes:

  • Los cinco sentidos, puestos en la carretera. En Brasil se conduce rápido (a pesar de que el límite máximo de velocidad son 110 km/h) y de forma caótica en la mayoría de los casos.
  • Viaja siempre con los seguros activados. Y si puedes evitar tener objetos de valor a la vista, mejor.
  • Las ventanillas, en la medida de lo posible, deben ir cerradas.
  • Evita conducir por lugares poco transitados, especialmente si es de noche.
  • Por la noche, procura no detenerte nunca del todo en los semáforos en rojo para evitar atascos. De hecho, en algunas ciudades, una vez cae el sol, todos los semáforos quedan en ámbar, para evitar detenciones que faciliten la vida de los cacos y secuestradores.

Si por cualquier circunstancia tenemos algún problema, los números de teléfono de emergencias son los siguientes:

  • Bomberos: 193
  • Defensa Civil: 199
  • Policía Civil: 197
  • Policía Militar: 190

Precio del combustible en Brasil

Otro de los puntos importantes de nuestro viaje, teniendo en cuenta la gran cantidad de kilómetros que vamos a hacer, es el precio del combustible. Como en Europa, éste variará sensiblemente con el paso de las semanas, pero podemos ofrecerte una serie de datos que te sirvan de referencia para hacerte un presupuesto aproximado en este campo.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de alquilar nuestro coche es que en Brasil hay tres combustibles disponibles. La gasolina, el diésel y el alcohol. La gasolina puede oscilar entre 2,4 y 2,9 reales brasileños por litro, lo que al cambio suponen entre 0,8 y 0,9 euros.

El diésel es algo más barato, situando su horquilla de precios entre 1,8 y 2,7 reales brasileños por litro, (0,6 y 0,9 euros). Pero ojo, porque aunque sea un combustible homologado en Brasil, no todas las gasolineras disponen de él.

Por último tenemos el alcohol como combustible alternativo, que presenta variaciones de entre 1,7 y 2,7 reales por litro, lo que pasado a euros son entre 0,5 y 0,9. No obstante, debemos tener la misma consideración que con el diésel, y es que no todas las estaciones cuentan con este tipo de combustible. Es por ello que recomendamos en todo caso alquilar un coche de gasolina, ya que el coste de la misma es bastante menor que en nuestro país y nos aseguramos evitar problemas.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche