Noticia

Multas por fumar dentro del coche: Alabama quiere instaurarlas

Ampliar

12 de febrero, 2020

Un estado de Alabama (EE.UU) quiere prohibir fumar en el coche cuando se viaje con niños para evitar dañar su salud. La multa será de 100 dólares.

¿Fumar o no fumar dentro del coche? Este asunto lleva siendo polémico en los últimos años tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. La propia Dirección General de Tráfico desaconseja llevar a cabo esta práctica porque hace que perdamos atención en la conducción.

El propio reglamento de circulación dice que “el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía”, por lo que desaconseja, no prohíbe, cualquier acción que pueda distraernos del volante.

Puede que te interese: Multas de 6.800 euros por lanzar colillas desde el coche

Además, en los últimos años, preocupados por la salud de los ocupantes del coche, se ha sugerido desde varias fuentes la posibilidad de prohibir fumar dentro del coche para no “contaminar” al resto de usuarios del vehículo, especialmente los niños, aunque ninguna iniciativa a este respecto ha llegado a buen término en nuestro país.

En el estado de Birmingham, Alabama (Estados Unidos), el fin del tabaco al volante, no obstante, está más cerca. Se está debatiendo un proyecto de ley que pretende desterrar esta práctica dentro de los automóviles donde estén presentes niños menores de 14 años.

Multas de 100 euros por fumar dentro del coche

La demócrata Rolanda Hollis, propulsora de la norma, sostiene que fumar dentro del coche puede ocasionar múltiples trastornos a los niños, como ataques de asma, infecciones respiratorias y otros problemas y, por ello, pretende multar con 100 dólares (90 euros) a quién lo haga con la presencia de menores.

Los enfermeros reabren la polémica de fumar al volante

Hollis aduce que los adultos son capaces de bajarse del coche o quedarse mientras que alguien da unas caladas, pero que los niños no tienen ese privilegio. «Tienen que quedarse y tolerar ser fumadores pasivos. El proyecto de ley no regula lo que puedes hacer con tu cuerpo. No se trata de eso, se trata de salvar las vidas de los niños».

Hollis espera que, finalmente, se apruebe la ley, ya que este es el tercer intento que hace en los últimos años. Y para ello, echa mano de los datos de la Sociedad Americana contra el Cáncer, que sostiene que 1 de cada 4 no fumadores sigue expuesto al humo de las personas que sí lo hacen, algo que se convierte en más peligroso dentro de un espacio cerrado como es el de un coche.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche