Multas automatizadas

6 noviembre, 2007

El Centro Nacional de Denuncias Automatizadas de Tráfico, con sede en Onzonilla (León), iniciará su actividad el próximo marzo, con una plantilla de unos 120 empleados.

El Centro Nacional de Denuncias Automatizadas de Tráfico, con sede en Onzonilla (León), iniciará su actividad el próximo marzo, con una plantilla de unos 120 empleados.

El Centro Nacional de Denuncias Automatizadas de Tráfico, con sede en Onzonilla (León), iniciará su actividad el próximo marzo, con una plantilla de unos 120 empleados y con el objetivo de reducir el plazo de comunicación de sanciones a los conductores hasta los diez días.


Así lo aseguró hoy el subsecretario del Ministerio del Interior, Justo Zambrana, quien visitó las obras de este proyecto, denominado Centro ESTRADA, acompañado por el director general de Tráfico, Pere Navarro.


El Centro, cuya puesta en marcha y gestión corre a cargo de las empresas Indra, Athos y Telvent, estará conectado por fibra óptica a la red nacional de radares de tráfico, actualmente conformado por cerca de quinientos de estos dispositivos, si bien la DGT pretende ampliar esta cifra hasta los dos mil, según dijo Zambrana.


Al respecto, el subsecretario explicó a los periodistas que el Centro ESTRADA recibirá todas las imágenes de infracciones de tráfico registradas por estos radares y, a continuación, iniciará la tramitación de las sanciones, incluida la correspondiente notificación al conductor responsable.


Entre otras ventajas, este nuevo sistema, que ya se aplica en países como Francia, Holanda e Inglaterra, permitirá unificar los criterios de las sanciones, que, en la actualidad, son impuestas por cada una de las 52 jefaturas provinciales de tráfico de toda España.


Asimismo, propiciará una reducción de los plazos de tramitación de las multas, que alcanzan un volumen de unos dos millones y medio de denuncias al año. “Garantizará una unidad de criterio en el tratamiento de las infracciones y de las alegaciones, además, de permitir disponer de unas estadísticas y un seguimiento extraordinariamente fiable”, apostilló el director general de Tráfico.


La transmisión de las imágenes se realizará por fibra óptica en el caso de los radares habilitados en las autovías y autopistas de la red nacional, mientras que, en lo que respecta a los dispuestos en las carreteras secundarias, este envío se llevará a cabo con tecnología GPRS.


El Centro ESTRADA también tendrá entre sus responsabilidades la validación de estas imágenes, proceso en el que, según subrayó Navarro, sólo se impondrán sanciones en los casos que presenten un “cien por cien de fiabilidad”, en aplicación del principio de “siempre a favor del conductor”. “Ante cualquier mínima duda, la sanción se desecha”, añadió el máximo responsable de la DGT .


Con una inversión de algo más de veintiún millones de euros, el Centro ESTRADA estará dirigido por el hasta ahora jefe provincial de Tráfico de Guipúzcoa, Ángel Toriello, según informó el subsecretario del Ministerio del Interior.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba