Multa millonaria al cártel de camiones

Multa millonaria al cártel de camiones

20 julio, 2016

Tras ser delatados por Man, el “cártel de camiones” es multado con 2.930 millones por prácticas anticompetitivas, como pactar precios y normas anticontaminación. Esta decisión abre la puerta a los transportistas para que denuncien por daños y perjuicios.

Ya sabemos que, en 1997 y al más puro estilo “Chicago, años 30”, una camarilla de altos ejecutivos de la industria de fabricantes de camiones organizó una reunión en lo que “parecía ser un hotel acogedor”, según palabras de la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager. A raíz de ese encuentro, los acuerdos se sucedieron y, orquestados por la filiales alemanas, tenemos como resultado un cartel camionero que durante 14 años fijó los precios de fábrica de los vehículos pesados y de medio tonelaje. Pactaron, también, el calendario para la introducción de nuevas tecnologías para cumplir con la normativa de emisiones. Y acordaron repercutir a los clientes los costes de implantar estas reglas.

Y así lo han reconocido los implicados. En el caso, hay, incluso, un delator: Man (del grupo Volkswagen), al que Bruselas ha perdonado la multa por ser quien reveló los pactos. No es menos cierto que todos los demás acabaron colaborando en la investigación -excepto Scania- y gracias a eso se han ahorrado entre el 10% y el 40% de la multa.

El cártel de camiones afecta al medioambiente

Todos los fabricantes han incurrido en delitos, y así lo han reconocido.
Todos los fabricantes han incurrido en delitos, y así lo han reconocido.
Ampliar

Con el “medioambiente” nos referimos, también, a todos nosotros. Las compañías también pactaron hasta cuándo retrasar la introducción de la tecnología para cumplir las normas comunitarias en materia de emisiones contaminantes. La Comisión también ha concluido que las cinco grandes marcas trasladaron a los clientes los costes de implantar en sus productos los sistemas para controlar las emisiones. Del mismo modo, si los camiones sufrieron precios más elevados, las empresas logísticas tuvieron que repercutirlos en los objetos transportados y, como resultado, una mesa o un televisor, por citar dos ejemplos, llegaron a nuestros hogares a un precio mayor del debido.

La Comisión empezó a investigar en 2011 y ayer, cinco años después, Vestager presentó el resultado: la mayor multa impuesta por Bruselas a un cartel hasta la fecha, 2.930 millones. Así, en los tres próximos meses, Daimler tendrá que pagar 1.008 millones, DAF 752,7 millones, Volvo-Renault 670,5 millones e Iveco, 494,6 millones. La investigación sigue su curso en el caso de un sexto productor, Scania, otra empresa del grupo alemán Volkswagen —involucrado en otro escándalo relacionado con las emisiones—, que prefirió no pactar la multa con la Comisión, lo que puede elevar el importe definitivo por encima de los 3.000 millones.

 

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba