Noticia

Esto es lo que puede pasarle a un jugador del Bayern por no llevar el Audi oficial a los entrenamientos

2 fotos

Ampliar

28 de marzo, 2021

50.000 euros es la multa que habrá de pagar Kingsley Coman, jugador del Bayern de Munich por no ir con el Audi oficial a los entrenamientos.

Todos sabemos que algunos futbolistas son jóvenes caprichosos que no saben cumplir con sus obligaciones y que generan titulares en los medios de comunicación por sus travesuras, muchas de ellas sin castigo.

Este no ha sido el caso del lateral izquierdo Kingsley Coman, que juega en el Bayern de Múnich. El futbolista francés, de 24 años, ha acudido a los entrenamientos de su equipo en uno de sus coches particulares, exactamente un Mercedes Clase G, en lugar de presentarse con el coche del patrocinador Audi. El despiste (o la chiquillería) le puede salir cara, ya que se estima que podría recibir una multa por su acción que asciende a 50.000 euros.

Kingsley Coman, a la izquierda, recibiendo su Audi

2 fotos

Ampliar

Bien es cierto que con un salario anual que se cifra en los 8,5 millones de euros (unos 163.000 euros a la semana), esta multa no va a afectar en demasía a sus finanzas, pero da buena fe de que el Bayer de Munich no se anda con chiquitas.

El equipo bávaro tiene, como es el caso del Real Madrid, un acuerdo de patrocinio con Audi que se estima en 50 millones de euros. Una de las cláusulas de este contrato de patrocinio es que los jugadores deben acudir a los entrenamientos y a los actos oficiales del club en los modelos de Audi cedidos por el patrocinador al principio de cada temporada.

 ¿Quieres el coche que condujeron Benzema o Ramos? Audi los pone a la venta

Precisamente, Koman, como el resto de sus compañeros, recibió al inicio de la temporada un  Audi e-Tron Sportback 55 Quattro y el Bayern, con esta posible multa, no quiere que el resto del plantel imite al jugador francés y pueda tener problemas con Audi, que, curiosamente, es accionista del Bayern de Múnich, con un 8,33% de las acciones.

Lo curioso del asunto es que Coman es reincidente. En abril de 2020 fue sorprendido llegando a los entrenamientos en un McLaren 570S Spider. Entonces, Coman se disculpó alegando que había tenido un accidente y tenía un espejo roto. Para compensarlo, prometió a Audi una sesión de autógrafos de una hora y tras disculparse con el club y con Audi, Coman fue eximido de la multa, algo que va a ser más difícil en esta ocasión.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche