Noticia

Muere el tricampeón de la F1 Niki Lauda a los 70 años

Ampliar

21 de mayo, 2019

Niki Lauda, uno de los pilotos más laureados y carismáticos de la Fórmula 1, nos ha dejado el pasado lunes 20 de mayo, tal y como ha señalado su familia en un comunicado.

El expiloto austriaco Andreas Nikolaus Niki Lauda, tricampeón del mundo de Fórmula 1 (1975, 1977 y 1984) y una de las máximas figuras de la historia del automovilismo, ha muerto este lunes a los 70 años de edad.

Rush, la película de Lauda y Hunt que no te puedes perder

Hacía algunos meses que el paddock del Gran Circo andaba inquieto, preocupado por uno de sus incondicionales. No se perdía ni una sola carrera, pero su estado de salud le impedía estar presente últimamente en el Mundial. Desde hacía seis años y medio asesoraba al equipo Mercedes-AMG que dirige Toto Wolff. No es casualidad que en el último lustro nadie los haya podido apear como campeones de constructores y campeones de pilotos… Niki, según el propio Wolff, no sólo ha sido una de las mayores leyendas de la Fórmula 1, también ha sido partícipe del éxito de la escudería alemana con su fidelidad, con su honestidad y, por supuesto, con su experiencia.

El accidente de Nürburgring marcó la vida de Niki Lauda

Tras enfrentarse a dos trasplantes de riñón (uno donado por su hermano Florian, en 1997, y otro por su ahora viuda, Birgit, en 2005), el pasado mes de agosto Niki tuvo que encarar uno más, esta vez de pulmón. Precisamente fueron los pulmones los órganos más afectados por el famosísimo accidente que sufrió en Nürburgring el 1 de agosto de 1976. Su Ferrari 312T perdió adherencia cuando pisaba el mojado vértice de la curva Bergwerk, en mitad de la segunda vuelta. Al instante, el monoplaza impactó contra el guardarraíl y se prendió en llamas.

Uno de los últimos Alfa Romeo de Fórmula 1, con Niki Lauda a los mandos.

1 fotos

Ampliar

A pesar de que llegó a recibir incluso la extremaunción, de que su cuerpo fue castigado con quemaduras muy graves y de que, como decimos, sus pulmones inhalaron muchos gases tóxicos, volvió a subirse en su coche esa misma temporada para quedar subcampeón. El año siguiente se coronó por segunda vez como el mejor piloto del mundo arrebatándole el título a su archirrival James Hunt… y todavía le esperaba otro campeonato con McLaren en el 84.

Niki Lauda deja a una esposa y a cinco hijos

Ese trasplante de pulmón, llevado a cabo en 2018, le obligó a estar ingresado varios meses. Al salir lanzó un mensaje en el que aseguraba que pronto regresaría a los circuitos. Sin embargo, una gripe mal curada durante las Navidades pasadas en Ibiza, su segunda casa, le hizo volver al hospital. Esta madrugada amanecíamos apenados con el comunicado que rubricaba su familia: “Con gran dolor anunciamos que nuestro querido Niki ha fallecido apaciblemente el 20 de mayo de 2019, rodeado de su familia. Sus logros únicos como deportista y como empresario son y serán siempre inolvidables. Su dinamismo inagotable, su rectitud y su valentía serán un modelo y una referencia para todos nosotros.” En efecto, como ocurre con todos los grandes, de Lauda sólo se va una parte. Su inmenso legado continuará por siempre en todos los que amamos la historia del automovilismo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche