Noticia

MRV, el coche sin conductor de la NASA

4 fotos

Ampliar

04 de mayo, 2015

La NASA siempre ha colaborado con otras compañías para el desarrollo de vehículos capaces de circular por cualquier superficie, no sólo terrestre. Desde el Land Rover que recorrió la luna, ahora el objetivo es el el coche sin conductor.

Modular Robotic Vehicle, eso significa el nombre del MRV, el coche sin conductor de la NASA. La agencia americana colabora desde hace décadas con varios fabricantes para el desarrollo de vehículos que puedan circular por todo tipo de terrenos. Tal vez el más famoso sea el Land Rover lunar que recorrió la superficie de la Luna en la década de los sesenta, pero no ha sido el único.

En la actualidad, la NASA colabora con Nissan para el desarrollo del coche sin conductor.

El MRV dispone de algunas cualidades únicas, que resultarían prácticas también en nuestro planeta, pero que resultan imprescindibles en misiones extraterrestres. Para lograr la máxima capacidad de maniobra y poder cambiar de posición en un espacio mínimo, el MRV dispone de las 4 ruedas directrices e independientes, de forma que cada una pueda orientarse de la forma más conveniente.

También es importante la capacidad de tracción, por lo que el coche de la NASA incorpora un motor en cada una de sus ruedas. De este modo, basta con que sólo una de ellas tenga agarre suficiente para mover el vehículo.

Este tipo de construcción hace que no exista ninguna unión mecánica entre cada rueda, lo que exige que éstas sean gobernadas por sistemas eléctricos, sistemas conocidos como «drive by wire«.

Por supuesto, el MRV no necesita un conductor para poder circular y desplazarse de forma autónoma allá donde sea preciso, aunque también puede ser conducido si nos sentamos tras su volante.

Fuente: Gizmag.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche