Noticia

Montmeló al ritmo de Lorenzo

5 fotos

Ampliar

10 de junio, 2007

Jorge Lorenzo conquistó el territorio de Cataluña imponiendo un ritmo inacnesible para sus rivales y lo celebró de forma muy particular

Jorge Lorenzo conquistó el territorio de Cataluña imponiendo un ritmo inacnesible para sus rivales y lo celebró de forma muy particular

Javier Giraldo Montmeló (Barcelona), 10 jun (EFE).- Jorge Lorenzo, líder del Mundial de motociclismo de 250 cc, conquistó por fin el circuito de Montmeló con una autoridad incontestable, protagonizando una carrera sin demasiada historia en la que hizo valer la “pole” para lograr su quinta victoria de la temporada en las siete pruebas disputadas y afianzarse en la primera posición del Mundial. Empeñado en borrar cuanto antes el mal sabor de boca que le quedó en Mugello, Lorenzo ejecutó un auténtico monólogo en el Gran Premio de Cataluña. Dominó de principio a fin y firmó una carrera sin fisuras por delante de Alex de Angelis y Andrea Dovizioso, sus perseguidores en el Mundial, resignados a la fuerza imparable del “ciclón Lorenzo”.

El piloto de Fortuna Aprilia, que ya había rodado en la víspera un segundo por debajo de sus rivales, gobernó la prueba más tranquila de la temporada en el cuarto de litro. No dio opción a sus rivales, de los que se desmarcó poco a poco hasta cruzar la línea de meta 3,1 segundos por delante de De Angelis y 10,5 más rápido que Dovizioso. Con Dovizioso intentando marcarle muy de cerca desde el arranque, Lorenzo mantuvo la serenidad necesaria para despegarse poco a poco. En el ecuador de la prueba, cuando De Angelis le arrebató la segunda plaza a “Dovi”, Lorenzo ya aventajaba a sus perseguidores en más de un segundo. Sólo necesitó el mallorquín conservar su excelente ritmo de carrera para mantener a raya a sus dos perseguidores y cruzar la línea de meta en primera posición ante el aplauso del público catalán. Como ya ocurrió en Qatar, Jerez, China y Francia, Lorenzo hizo buena su “pole” para ganar la carrera.

En las siete pruebas celebradas hasta el momento, Lorenzo se ha subido al podio en seis, con unos números extraordinarios: cinco victorias, un segundo puesto y un octavo. Aliviado después de darse el gustazo de ganar en casa, Lorenzo dio rienda suelta a sus peculiares celebraciones: clavó la bandera de “Lorenzo”s land“ frente a la tribuna de Montmeló y agarró uno de los micrófonos de la pista para improvisar un sucedáneo de concierto, acompañado por un par de dobles, vestidos exactamente igual que él, con sendas guitarras. «Un homenaje a los Red Hot Chili Peppers, mi grupo preferido», explicó después. Lorenzo, al igual que Rossi, asegura espectáculo más allá de la pista. Incluso al bajarse del podio. «Sé que algunos me queréis y otros no, pero me da igual, sois todos españoles y os quiero», dijo a la grada de Montmeló cuando el locutor del circuito le pidió unas palabras después de la entrega de premios.

No acompañó al piloto de Palma de Mallorca ningún español en el podio porque Álvaro Bautista, Héctor Barberá y Álex Debón no tuvieron su día. Barberá, segundo en la parrilla, protagonizó una mala salida, que le acabó condenando a la octava posición final. Bautista, por su parte, rodó en todo momento en el segundo grupo de la carrera, peleando con Thomas Luthi (cuarto) y Mika Kallio (sexto) por engancharse a los tres primeros, y se conformó con la quinta plaza que le permite seguir en la cuarta posición del Mundial. El valenciano Álex Debón rodó en los mismos tiempos que Bautista, pero se fue al suelo a falta de seis vueltas para la conclusión de la carrera, en la vuelta más lenta de la pista, y se quedó fuera de los puntos al finalizar en la decimosexta plaza. Aleix Espargaró finalizó el Gran Premio de Cataluña en la vigésima posición.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche