Noticia

Monti descarta brindar ayudas a Fiat, que amaga con dejar Italia

Ampliar

24 de septiembre, 2012

El primer ministro de Italia, Mario Monti, descartó hoy brindar ayudas a Fiat, que ha amagado con abandonar Italia si no obtiene ayudas públicas, y negó que la empresa las solicitara en una reunión que mantuvieron el pasado sábado.

Monti se refirió indirectamente a Fiat en el marco de la Conferencia Internacional sobre Reformas Estructurales en Italia, con el responsable de la OCDE, Angel Gurría.

El sábado por la noche se celebró una reunión entre los responsables de la empresa turinesa, entre ellos, el consejero delegado, Sergio Marchionne, su presidente, John Elkann, y varios ministros del Gobierno, encabezado por Mario Monti, de la que surgió un documento que no despeja las dudas sobre el futuro de la compañía.

El presidente del Gobierno aseveró que la reunión fue un encuentro «largo y profundo, entiendo que quien tenía que esperar fuera se ha montado una película pensando en ayudas y en mandar al paro temporalmente a los operarios, unas peticiones que no han sido solicitadas».

Según el comunicado del encuentro Fiat-Gobierno, la automovilística explicó al Ejecutivo sus estimaciones sobre la marcha del mercado y subrayó que «ha invertido 5.000 millones de euros en sus cinco fábricas italianas durante los últimos tres años».

Fiat también manifestó su compromiso «de salvaguardar la presencia industrial del grupo gracias igualmente a la seguridad financiera que deriva de sus actividades financieras extra-comunitarias».

Asimismo, la marca apuesta por dar mayor importancia a la exportación a mercados no europeos, indicó.

A cambio de ello, Monti ha prometido la búsqueda de una solución para reforzar la competitividad de la empresa, quizá a través de otorgar facilidades a las exportaciones.

Recientemente, Fiat señaló que el plan industrial conocido como «Fabbrica Italia» (que impulsó en 2010 y que tenía como objetivo fortalecer y modernizar la red de producción italiana) ha quedado obsoleto por la crisis europea del mercado automovilístico de los últimos dos años, que ha llevado al mercado italiano a niveles de los años 70.

Además, Marcchione señaló que las ventas de coches en Europa descenderán por quinto año consecutivo y que en Italia se venderán cerca de 1,7 millones de coches menos que en 2012. También aseguró que el mercado automovilístico europeo no se recuperará al menos hasta el año 2015. «El mercado europeo es un desastre. Ha caído por un precipicio y no parece que por el momento haya tocado fondo. Los pronósticos no son muy optimistas», manifestó Marchionne, dos días después de reunirse con Monti.

Fiat ha examinado la posibilidad de trasladar la empresa a países como Serbia o Brasil, donde además de reducir costes, podría recurrir a ayudas públicas. Según Marchionne, la corporación italiana está en una encrucijada. «La elección es reducir la capacidad de producción y despedir a miles de empleados o intentar utilizar nuestra capacidad, nuestro conocimiento de los productos y los procesos, la tecnología de nuestras plantas para vender en otros países», expuso.

Políticos y sindicalistas italianos temen que Fiat reduzca sus inversiones en el país para concentrar su actividad industrial en el extranjero. Tras la alianza con Chrysler, dos terceras partes de los beneficios proceden de Estados Unidos.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche