Noticia

La molécula que puede revolucionar el mundo del automóvil

2 fotos

Ampliar

27 de enero, 2020

Una molécula que es capaz de recolectar la luz del sol de manera eficiente y transformarla en hidrógeno puede revolucionar el mundo del automóvil

El coche de hidrógeno es una de las últimas tecnologías eficientes que han llegado al mundo del automóvil. Todavía son pocos los modelos en el mundo que han adoptado esta solución para alimentar sus baterías eléctricas y en nuestro país aún no se comercializa ninguna, en parte por la escasa infraestructura de hidrolineras que hay en nuestra geografía.

No obstante, muchos señalan que el hidrógeno puede ser el elemento clave de los coches de un futuro inmediato, ya que, entre otras virtudes, permite rangos de autonomía mayores y los tiempos de recarga son muchos menores que los de un eléctrico convencional.

Puede que te interese: ¿De dónde viene el hidrógeno para la automoción?

En este sentido, una reciente investigación de científicos de la Universidad Estatal de Ohio (Estados Unidos) sostiene que han desarrollado, por primera vez en la historia, una molécula, que toma como base el rodio, que puede absorber la luz solar de manera eficiente y transformarla en hidrógeno. Así, se lograría tomar como base la energía solar, que es barata, ecológica e inagotable. El objetivo final es conseguir, en un futuro no muy lejano, reducir de manera drástica nuestra dependencia de los combustibles fósiles, ya sea en el mundo del automóvil o en otros sectores.

Una molécula que produce hidrógeno

Los investigadores de la universidad norteamericana señalan que la molécula que han creado es capaz de recolectar todo el espectro de luz solar, incluso el infrarrojo de baja energía, y maximiza su rendimiento,  un 50% más, respecto a las células solares que existen en la actualidad. El funcionamiento, en pocas palabras, es bastante simple: esas partículas recolectarían la energía de la luz solar y la almacenaría en enlaces químicos para poderse utilizar, a demanda, en un momento posterior.

Luca Concept: un deportivo eléctrico fabricado con plástico reciclado

Este hallazgo es importante porque hasta la fecha no se había logrado la capacidad de recolectar tanta luz solar ni se había conseguido transformarla en hidrógeno de manera tan eficiente (siempre había pérdidas sensibles en la transformación).

No obstante, los propios investigadores señalan que, por el momento, es un primer paso y que no significa que mañana ya contemos con esta nueva tecnología al servicio de todos. Una de la grandes dificultades reside en el rodio, el material que sirve de base a esta molécula, ya que se trata de un metal raro y muy caro,  por lo que están investigando la construcción a partir de materiales menos costosos. Además, el equipo está trabajando en la mejora de esta molécula para producir hidrógeno durante un período de tiempo más largo, otro de los escollos actuales.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche