Así se pinta un un coche

17 enero, 2018 por

Tres años de investigación y sensibilidad para captar las tendencias del mercado. Un viaje que dura más de mil días que luego se resume en el color que el ciudadano había soñado en su intimidad . Te explicamos el proceso que sigue el coche para llegar a lucir el color que deseas.

Así se pinta un un coche5

El color de un coche es una elección tan íntima y casi tan complicada como el paso que se da al decir, “Sí quiero”. Un color que te acompañará allá donde quieras trasladarte y que será una de tus señas de identidad. Porque como dice Jordi Font del departamento de Color&Trim de Seat, “el color es algo que nace de dentro”.

Si elegir el color del coche es complicado, ¿cuánto tardan desde las marcas en crear uno y producirlo? Seat nos desvela el proceso que siguen sus modelos antes de salir al mercado.

La expedición para crear y elegir color comienza con un estudio de mercado, donde se tiene en cuenta las tendencias que rigen en ese momento en la sociedad. Entre análisis, estudios y puesta en marcha del proceso para llegar al vuelco del color sobre el vehículo, el proceso lleva un tiempo estimado de mil días. A continuación te explicamos el desarrollo paso a paso:

Mil litros de pintura para crear un color

Como todo buen producto, es necesario saber qué opina la gente para aproximar el género al ideal de la población y así conseguir un nivel óptimo de aceptación. Para ello un equipo especializado se dedica a analizar las tendencias de mercado y a proponer la paleta de colores de los modelos que se lanzarán.  En esta fase se destinan un total de mil litros de pintura para crear una nueva tonalidad.

Pero no sólo la opinión del ciudadano se tiene en cuanto, es necesario que desde las marcas se dé el toque distintivo, la personalidad de cada empresa. “Además de seguir las modas, la definición de un nuevo tono es también algo muy intuitivo. Se tiene que sentir el pálpito de la calle y plasmarlo”, asegura Font.

Ciencia para crear colores exclusivos

El cliente quiere sentir que su coche es único y una buena forma es elegir un color que pocos o ningún otro coche tenga. Para ofrecer esta posibilidad los fabricantes disponen de un laboratorio que dedica horas y horas a crear color a través de ideas.

Por lo tanto, una vez se tiene en la cabeza el producto que se quiere crear, pasa al laboratorio donde los científicos serán los encargados de realizar las mezclas que convierten el trabajo de creación de un nuevo color en un ejercicio puramente químico.  Un trabajo químico que “es capaz de producir con la mezcla de 50 pigmentos diferentes y partículas metálicas, casi 100 variaciones de un mismo color” comenta Carol Gómez del departamento de Color&Trim. Un ejemplo de lo que aquí se consigue es el caso de la gama cromática del Seat Arona, que ofrece la posibilidad de que el cliente escoja entre más de 68 combinaciones.

De la teoría a la práctica

Una vez definido, el color se tiene que probar sobre chapa para ver su aplicación y el efecto visual que produce. “Se comprueban los matices y la profundidad del tono en piezas expuestas a la luz solar y a la sombra para asegurar que el color aplicado se corresponde con el que se había diseñado”, añade Jesús Guzmán del departamento de Color&Trim.

Una vez pintado, 43 segundos bastan para comprobar que no haya ninguna anomalía en la aplicación.5
Una vez pintado, 43 segundos bastan para comprobar que no haya ninguna anomalía en la aplicación.

Ya en el taller, los coches se pintan a una temperatura de entre 21 y 25 grados. Se utilizan dos kilos y medio de esmalte, en un proceso automatizado, para el que se destinan 84 robots y seis horas por vehículo. Las cabinas de pintura tienen un sistema de ventilación similar al de los quirófanos para evitar que entre polvo del exterior e impedir, así, que se posen impurezas sobre el coche recién pintado. Siete capas en total, finas como un cabello pero resistentes como una roca, que se secan en un horno a 140 grados.

Una vez pintado, 43 segundos bastan para comprobar que no haya ninguna anomalía en la aplicación. Con un escáner de última generación se revisa la uniformidad y que no haya impurezas.  Tras tres años de trabajo, el color escogido está listo para rodar por la calle.

Te puede interesar...

Pablo Bisio

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba