Noticia

Mercedes y la Fórmula 1, de la mano

Ampliar

04 de junio, 2014

El cambio de normativa de esta temporada en la Fórmula 1 ha traido consigo un abrumador dominio de Mercedes. Y no solo eso, sino que desde la marca alemana aseguran que esta nueva era sitúa más cerca que nunca las carreras de los coches de calle.

Son muchas las críticas que está recibiendo la Fórmula 1 de este año. Que si los coches no suenan, que si son muy lentos, que si las carreras son aburridas… pero lo cierto, es que sí que hay gente encantada con el cambio. Hablamos, claro está, de Mercedes.

Más allá del abrumador dominio de la firma de la estrella, los ingenieros alemanes están disfrutando más que nunca de la nueva normativa en la Fórmula 1, ya que según nos confirman, se trata de una tecnología que está más cerca que nunca de los coches de calle. De esta forma, Mercedes puede probar cada dos fines de semana soluciones en condiciones extremas que potencialmente pueden aplicarse a sus modelos de calle.

Los nuevos motores híbridos V6 de 1,6 litros turbo aportan a Mercedes un grado de experiencia impagable a la hora de evolucionar futuras mecánicas dotadas de menos cilindros, con turbo y sistemas eléctricos asociados. Y es que, nos guste o no, es hacia ahí donde se dirige la industria automovilística.

El objetivo de Mercedes a medio plazo es el de reducir el tamaño de sus motores, con los beneficios que ello supone en cuanto a consumo y emisiones, sin sacrificar ni un ápice de rendimiento.

La ventaja de Mercedes al frente del mundial de Fórmula 1 es grande, muy grande. Tanto es así que se han impuesto en las seis carreras disputadas. Y de no ser por la avería de Lewis Hamilton en Australia, estaríamos hablando de seis dobletes consecutivos. ¿Lograrán un pleno de victorias inédito hasta ahora? Es muy complicado, pero no imposible…

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche