Noticia

Mercedes Sprinter transformado por Bespoke, una furgoneta de lujo total

10 fotos

Ampliar

08 de febrero, 2016

La empresa californiana Bespoke Coach ha realizado lo más próximo a un salón con ruedas que uno pueda imaginar. Tomando como base un Mercedes Sprinter, la empresa ha transformado su interior en una cabina de lujo en la que no falta de nada.

Si pensamos en una limusina, nos viene a la cabeza un vehículo de calle alargado y dotado en su interior de todas las comodidades posibles. De la misma forma, si pensamos en un Mercedes Sprinter, nos imaginamos una furgoneta de trabajo o un minibús para realizar, por ejemplo, traslados del hotel al aeropuerto. Pues bien, la empresa californiana Bespoke Coach ha unido las dos cosas. Por un lado, el concepto limusina y por otro el Mercedes Sprinter. ¿El resultado? Una furgoneta de auténtico lujo.

Si lo pensamos detenidamente, las ventajas que ofrece un vehículo como el Mercedes Sprinter para convertirlo en un salón con ruedas son numerosas. En primer lugar, no necesitaremos transformar la carrocería, ya que el vehículo de serie ofrece espacio más que suficiente. En segundo lugar, el acceso al habitáculo y la altura del mismo son difícilmente alcanzables por cualquier otro tipo de coche.

No es la primera vez que nos encontramos con una furgoneta de este tipo, ya que hace unos meses pudimos ver el Senzati Jet Sprinter, un vehículo con capacidad para ocho pasajeros y un interior más propio de un jet privado que de una furgoneta. En esta ocasión, la transformación realizada por Bespoke Coach cuenta con espacio para cuatro pasajeros, pero el mismo nivel de lujo y detalles.

El Bespoke Coach 144 Sprinter, así se llama el modelo, cuenta con cuatro enormes butacones hechos a medida, con ajustes eléctricos y cuero de primerísima calidad. No falta, tampoco, un equipo multimedia a la medida del vehículo y que se compone de: dos televisiones de gran tamaño, tabletas para cada pasajero y un equipo de audio de gran potencia. Además, una cafetera Nespresso, un minibar y un frigorífico completan, entre otras cosas, el habitáculo de esta lujosa furgoneta que cuenta con suelo de madera y luces ambientales LED para hacer la aún más acogedora.

Y ahora la gran pregunta, ¿cuánto cuesta este derroche de lujo y confort? Pues 139.000 euros, aunque si ya dispones de la furgoneta, Bespoke la transforma por “solo” 97.000 euros.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche