Noticia

Un Mercedes SLR McLaren Stirling Moss nuevo busca dueño

5 fotos

Ampliar

11 de diciembre, 2019

Un portal online de artículos de lujo vende este maravilloso Mercedes SLR McLaren Stirling Moss nuevo, con apenas 500 km en el odómetro. ¿Su precio? Algo simbólico... ¡Quién pudiera!

En Dubai hay personas con tanto dinero que directamente no saben ni lo que tienen. Es el caso del dueño de esta joya: un Mercedes SLR McLaren Stirling Moss nuevo. La versión especial que homenajeaba al mítico piloto británico fue la más exclusiva del modelo. Tuvo una producción limitada a 75 unidades que concluyó en 2010 y sólo estaba disponible para los que ya eran propietarios de un SLR McLaren. Quienes quisieran (y pudieran) tenerlo en su garaje, debían pagar nada menos que 750.000 euros -sin impuestos-, pero muy bien pagados. Sobre todo, teniendo en cuenta que ahora hay quien paga por uno de estos hasta 3 millones de euros. Este en concreto, con poco más de 500 km en el odómetro, está a la venta en James Edition por 2,3 millones.

Mercedes-Benz F1: 120 años de historia en competición

Un Mercedes moderno que recuerda a las flechas de plata

Lo que hacía tan particular al Stirling Moss era la ausencia de techo y parabrisas. Con esto, la marca de la estrella pretendía rememorar los coches de carreras de los años 50, como el precioso Mercedes 300 SLR con el que ganó precisamente Moss la Mille Miglia de 1955 o el que pilotó ese mismo año en las 24 Horas de Le Mans junto a Juan Manuel Fangio, un bólido que también fue protagonista por el fatídico accidente de Pierre Levegh. De hecho, las ópticas de diseño exclusivo, la entrada de aire del capó y las jorobas traseras son elementos que evocan al 300 SLR.

El espectacular SLR McLaren Stirling Moss monta un V8 sobrealimentado de 5,5 litros de cilindrada que declara 650 CV de potencia y 820 Nm de par. Se asocia a una transmisión automática de cinco marchas que se encargan de transferir esa salvajada al tren trasero. En cuanto a prestaciones, es capaz de acelerar hasta los 100 km/h desde parado en tres segundos y medio y de alcanzar una velocidad punta de 350 km/h… Casi nada. ¡Qué bien quedaría en el garaje de Autocasión!

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche