¿Te puedes cansar de un Mercedes-Maybach G650 Landaulet? Sí…

¿Te puedes cansar de un Mercedes-Maybach G650 Landaulet? Sí…

Un concesionario alemán pone en venta una de las 99 unidades que se fabricaron de este Clase G rebosante de lujo. ¿Su precio? Millón y medio de euros... para algunos, calderilla.

Pensad en qué haríais con un millón y medio de euros. Sí, ese “puffff” podría transcribirse como “infinidad de cosas.” Incluso si os gustan los coches, podríais invertir buena parte en importantes joyas automovilísticas: Ferrari, Porsche, Lambo -para los más deportivos- o, directamente, unidades de ensueño que solo se pueden adquirir por medio de exclusivas subastas -para los más clásicos-. De un modo u otro se compraría seguro una buena dosis de felicidad, pese a lo que diga el conocido dicho popular. Sin embargo, hay gente que emplea esa ingente cantidad en adquirir este limitado y ostentoso Mercedes-Maybach G650 Landaulet (así se estrenó este Maybach) que, seamos sinceros, puede resultar bonito pero no demasiado práctico.

Pues sí, este coche está en venta en mobile.de y ese es su precio de partida… ¡1.400.000 euros! Esta es una de las versiones que la lujosa división de lujo de Daimler modificó (solo 99 unidades) y lanzó para su comercialización hace en concreto un año. A su interior no le falta cuero, unos asientos propios de Maybach con masaje individual y tejido exquisito, zona trasera descapotable y diversos elementos de entretenimiento que podemos ver en otras grandes limusinas.

Comparte motor de 12 cilindros con el Mercedes-AMG G65

Lo que nos encontramos bajo el capó nos gusta todavía más: equipa el bloque V12 de seis litros y dos turbos que declara 630 CV y 1.000 Nm de par. El mismo que trae de serie el radical (e igualmente poco práctico) AMG G65. Sí, este motor y todo este lujo nos encanta… pero, ¿era necesario en un todoterreno que hereda la esencia militar? Pues, lo cierto es que, aunque no vaya a servir de mucho en campo y no vaya a ser igual de confortable que el estelar Maybach Pullman, el Clase G de anterior generación nos gusta de todas las maneras imaginables…

El caso es que el hasta ahora propietario se ha debido cansar de no sacarle demasiado partido y quiere recuperar su dinero, así que lo ha puesto en venta en la localidad alemana de Tréveris (en la frontera con Luxemburgo) y lo mejor es que habrá quien pueda permitirse el capricho de comprárselo.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba