Noticia

Mercedes en pie de guerra con unos graffiteros

4 fotos

Ampliar

05 de abril, 2019

Mercedes está inmerso en un proceso legal por un supuesto delito contra la ley de derechos de autor. La marca aprovechó unos graffitis de Detroit para promocionar su nuevo Clase G, y los autores amenazaron a la marca de la estrella por no haberles consultado antes.

La fotografía de automóviles es mucho más que apuntar y disparar, puesto que hay que buscar un buen encuadre y lugares que casen bien con el carácter del coche. Este proceso puede llevar un largo periodo de tiempo y a hacerse muchos kilómetros hasta llegar al emplazamiento ideal.

Cuando Mercedes  presentó el pasado año el nuevo Clase G en el Salón de Detroit, aprovecharon para hacer algunas fotos y vídeos del icónico SUV en diferentes lugares de la ciudad.

Te puede interesar: Ventajas e inconvenientes de pintar tu coche con pintura mate

Varias de estas fotos se subieron a las cuentas de la marca en Instagram con el objetivo de promocionar el nuevo modelo. Hasta aquí, todo es completamente normal, ya que Mercedes hizo lo que cualquier persona habría hecho: aprovechar las calles más coloridas y que llamen la atención para poner un fondo bonito a su foto.

Mercedes aprovechó los graffitis para poner un buen fondo a sus fotos

4 fotos

Ampliar

Los graffitis de la discordia

Pues bien, Mercedes USA se encuentra inmerso en una batalla legal con cuatro artistas que pintaron varios de los graffitis que salen en las fotos. Estos, amenazaron con demandar a la marca por infringir los derechos de autor, ya que Mercedes no les pidió permiso para publicar sus trabajos. Por tanto, la marca se vio obligada a eliminar esas publicaciones de sus perfiles de la red social.

Sin embargo, meterte con una compañía como Mercedes tiene sus riesgos, y es que el bufete de abogados de la marca alemana ha decidido dar la vuelta a la tortilla. La marca ha demandado a los artistas por hacer un “agresivo acto de represión”.

Mercedes tuvo que retirar las fotos de Instagram ante la amenaza de los graffiteros

4 fotos

Ampliar

Mercedes afirma que las imágenes fueron diseñadas para promocionar su Clase G, por lo que el coche era el protagonista de la foto y los graffitis simplemente estaban en el fondo. Además, ha resaltado que los murales están pintados en vía pública, por lo que cualquier persona puede tomarles una foto.

El fabricante mantiene en todo momento que “respeta a los artistas y las artes”, algo que ha demostrado con su asociación con varias instituciones culturales y con su apoyo a varios festivales de arte. Afirma que no infringió los derechos de autor de los acusados, sino que hizo un justo uso de los graffitis de la discordia.

Por tanto, les puede salir cara la gracia a los graffiteros, ya que la marca está solicitando al tribunal que dé el visto bueno a estos argumentos y que los denunciantes ahora denunciados paguen el costoso precio del proceso legal llevado a cabo.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche