800.000 Mercedes a revisión por sus emisiones

800.000 Mercedes a revisión por sus emisiones

Parece que los fabricantes alemanes van cayendo como las fichas de dominó en el escándalo del fraude en las emisiones de sus motores de combustión. Ahora el foco se centra en Mercedes y, aunque algunas de las mecánicas son de origen Renault, el responsable de la puesta a punto de sus sistemas de inyección es la marca alemana.

Volkswagen, BMW, Audi, Porsche… ahora le toca el turno a Mercedes-Benz, que está siendo investigada por el KBA alemán (Oficina Federal de Transporte de Alemania) por alterar las emisiones de sus modelos mediante un software para superar de manera ilícita las leyes vigentes. Se calcula que esta estafa en las emisiones reales afecta a unos 800.000 vehículos de la marca Mercedes de la Clase C, Clase GLC, Clase V y Vito.

El KBA exigió a la compañía que también revise el Mercedes-Benz Vito 1.6 litros Euro 6 por el mismo problema, algo que no ha gustado nada el grupo Daimler, quien afirmó que cooperaría todo lo necesario, pero que también recurrirá esta acusación incluso ante los tribunales.

Según los responsables de Mercedes, el supuesto software fraudulento es en realidad un sistema necesario para garantizar las regeneraciones del sistema de tratamiento de los gases de escape en determinadas condiciones de uso, pero no tiene como finalidad el falsear las emisiones reales como sucedía con el software de Volkswagen del “Dieselgate”.

Motor Renault pero gestión Mercedes

En el ojo del huracán está el motor OM622. Esta mecánica es suministrada por Renault (hay un acuerdo de colaboración entre el grupo Daimler y la Alianza Renault-Nissan) pero, aunque en un principio podría culparse a la marca francesa por el fraude en las emisiones, es Mercedes quien desarrolla por completo su gestión electrónica y es ahí donde parece que se ha cometido la estafa.

El Gobierno alemán le ha dado dos semanas plazo a Daimler para que esclarezca el alcance de la posible manipulación del nivel de emisiones de algunos de sus vehículos.

La corporación germana debe investigar el número exacto de vehículos que incorporan dispositivos que evitan la correcta emisión de gases, según anunció este lunes el ministro de Transporte alemán, Adnreas Scheuer, tras reunirse con el presidente de Daimler, Dieter Zetsche.

En total, habría afectadas 4.900 unidades de este modelo en todo el mundo, de las cuales 1.370 fueron vendidas en Alemania.

Por su parte, la publicación alemana ‘Bild’ informó de que hasta 120.000 vehículos diésel de Daimler podrían presentar dicho problema en todo el mundo.

Daimler no está de acuerdo con la decisión del organismo alemán y señaló que, aunque cooperará plenamente, recurrirá la decisión y acudirá a los tribunales de Justicia en caso de ser necesario.

Asimismo, defendió que dicho dispositivo tiene la función de garantizar la limpieza de gases de escape en diversas condiciones de conducción y durante la vida útil del vehículo.

Aunque en un principio Mercedes-Benz tenía hasta el 15 de junio para presentar una propuesta de solución técnica y su implementación en los vehículos afectados, finalmente ya se ha anunciado que serán llamados a revisión 774.000 vehículos que incorporan el software que altera las emisiones de sus motores diésel, según informó este lunes el ministro de Transportes de Alemania, Andreas Scheuer.

Scheuer hizo este anuncio después de mantener una reunión con Dieter Zetsche, presidente del consorcio automovilístico, propietario de Mercedes-Benz, en la que confirmó que existen 774.000 Mercedes afectados por esta llamada a revisión.

Se va a emitir una llamada a revisión de forma inmediata“, aseguró Scheuer, después de que el Ministerio detectara irregularidades en los modelos Vito, fabricado en Vitoria (España), Clase C y también en el GLC.

El titular de la cartera alemana de Transportes señaló también que Daimler se ha comprometido a cooperar de forma transparente con las autoridades y a eliminar dicho software instalado en los motores de algunos de sus vehículos.

Por su parte, Daimler confirmó, en la cuenta oficial de la compañía en Twitter, esta campaña de revisión de vehículos y señaló que las preguntas legales pendientes se aclararán durante el “procedimiento de objeción“.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba