Noticia

Mercedes dice adiós a los coches de hidrógeno

2 fotos

Ampliar

27 de abril, 2020

Mercedes-Benz abandonará sus investigaciones para la creación de vehículos de hidrógeno porque es muy costoso y dejará de fabricar el GLC F-Cell.

Daimler, matriz de la marca alemana Mercedes-Benz, ha anunciado que pone fin a su programa para desarrollar turismos impulsados por pilas de combustible de hidrógeno, programa en el que ha estado trabajando durante más de 30 años.

Al final, la compañía ha admitido que la construcción de coches de hidrógeno era demasiado costosa, pues producir un coche de hidrógeno supone a la marca alemana aproximadamente el doble de gasto que un vehículo eléctrico con batería equivalente.

Adiós al Mercedes GLC F-Cell

El GLC fue el modelo escogido por Mercedes para implementar la propulsión por hidrógeno.

1 fotos

Ampliar

De esta manera, Mercedes reducirá la producción de GLC F-Cell, su único modelo de pila de combustible actual y que desarrolló en 2013 en colaboración con Ford y Nissan. Este acuerdo de colaboración tenía el objetivo de poner en marcha la producción de coches de pila de combustible y desarrollar una infraestructura alrededor del hidrógeno. Finalmente,  Mercedes fue el único fabricante de automóviles de los tres socios en producir un vehículo en el programa.

Precisamente, Mercedes ha producido de manera limitada el GLC F-Cell (unos cientos de unidades) y solo se podía adquirir a través de un programa de leasing, pues nunca ha estado a la venta para el gran público. En 2020 dejará de fabricarse.

Tal vez te interese: Un coche de hidrógeno costará igual que uno de gasolina en 5 años

A pesar de este abandono de la apuesta por el hidrogeno en turismos, la compañía alemana no va a dejar de explorar esta tecnología en el sector del transporte pesado gracias a un reciente acuerdo de colaboración que ha firmado con Volvo Trucks.

Mercedes-Benz no es la primera marca que dice adiós al hidrógeno en los últimos meses. Recientemente, tanto Honda (que fabricaba el Clarity Fuel Cell) como Volkswagen anunciaron que paralizaban sus inversiones en esta tecnología para decantarse por la investigación en baterías de coches eléctricos, que actualmente son menos costosas y cuentan con una evolución más rápida.

Los que sí siguen, de momento, apostando por el hidrógeno son Hyundai y Toyota, con sus modelos Nexo y Mirai, respectivamente.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • José

    Pues en el futuro me veo comprando un BMW de hidrógeno porque creo que es la mejor opción a los combustibles fósiles porque si un coche eléctrico no me da una autonomía de 1000 kilómetros no me interesa porque parar a cargar y perder una hora esperando que se cargue no es una opción muy viable yo quiero llegar y en 5 o 6 minutos salir con el coche repostado o cargado y los eléctricos no lo pueden hacer

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche