Noticia

McMurtry Spéirling, el “desconocido” coche eléctrico que ha batido el récord de Goodwood

5 fotos

Ampliar

01 de julio, 2022

El McMurtry Spéirling es un coche eléctrico artesanal que promete prestaciones de escándalo: ya ha batido el récord de velocidad en Goodwwod.

McMurtry Automotive era una compañía automovilística relativamente desconocida. Hasta el Festival de Velocidad de Goodwood de 2022, donde uno de sus vehículos ha establecido un nuevo récord de velocidad en la famosa subida de la colina.

Con el ex piloto de la IndyCar y de la Fórmula 1 Max Chilton al volante, el primer vehículo de la empresa, el Spéirling, recorrió el circuito de 1,87 kms en 39,08 segundos, desplazando al Volkswagen I.D. R eléctrico como poseedor del récord absoluto.

McMurtry Spéirling: 0 a 100 km/h en 1,5 segundos

McMurtry Spéirling

5 fotos

Ampliar

Este pequeño misil eléctrico, que se presentó precisamente por primera vez en el Festival de la Velocidad de Goodwood de 2021, cuenta con dos factores clave que le han ayudado a batir este récord de velocidad: su pequeño tamaño y dos ventiladores que lo empujan hacia la pista.

Sus dimensiones son más propias de un mini utilitario, con 3.200 mm de longitud y 1.500 mm de anchura, que se combinan con un peso inferior a los 1.000 kg y una potencia superior a los 1.000 CV. Con esto, logra un espectacular 0 a 100 km/h en 1,5 segundos y un 0 a 300 km/h en menos de 9 segundos.

Puede que te interese:  Ford Pro Electric SuperVan, la furgoneta de los 2.000 CV

Lo realmente sorprendente es la gestión de la aerodinámica que lleva a cabo este McMurtry Spéirling. Recae el protagonismo en dos turbinas eléctricas que se encuentran detrás de la cabina. Estos ventiladores absorben el aire de la parte inferior del coche y lo escupen por las rejillas de escape centrales, y McMurtry afirma que los ventiladores pueden proporcionar unos 2.000 kg de carga aerodinámica desde parado.

Además de mantener el Spéirling pegado a la carretera, los ventiladores producen 120 dB de ruido, creando un increíble sonido cuando el coche pasa a toda velocidad.

Aunque el Spéirling está diseñado para su uso en pista, McMurtry quiere homologarlo para la carretera. El director general de la compañía, Thomas Yates, ha declarado que quieren “ofrecer algo que se pueda conducir por el centro de Londres y luego llevarlo a un circuito». Esta versión de calle contaría con una autonomía superior a los 483 km y, como la versión de carreras, un peso inferior a los 1.000 kg.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche