McLaren expulsado

13 septiembre, 2007

McLaren-Mercedes queda excluido del mundial de constructores esta temporada en un castigo que no incluye a los pilotos

McLaren-Mercedes queda excluido del mundial de constructores esta temporada en un castigo que no incluye a los pilotos

El Consejo Mundial de la Federación Internacional de Automovilismo ( FIA ), compuesto por 25 miembros, decidió a última hora de esta tarde en París sancionar al equipo McLaren-Mercedes con la multa económica más elevada que se conoce en el la historia de la Fórmula 1, 100 millones de dólares (unos 72 millones de euros), por espiar los avances tecnológicos aplicados por su competidora Ferrari a sus bólidos.


La escudería británica, considerada culpable de uso fraudulento de información, no tendrá que abonar en efectivo esa cifra, que será descontada de los derechos de televisión que le corresponden. Pero de la magnitud de la sanción da idea el hecho de que el presupuesto de todo el equipo para el campeonato de 2007 en disputa es de 450 millones de euros.


McLaren-Mercedes pierde además todos los puntos obtenidos este año, lo que deja el mundial de constructores en manos de la firma de Maranello. Además, el equipo que dirige Ron Dennis será sometido a vigilancia especial durante 2008 para comprobar que no utiliza en su beneficio la información robada a Ferrari.


En cambio, la resolución de la FIA deja indemnes a los pilotos de McLaren, que habían negociado con el gran jefe de la F-1, Bernie Ecclestone, su exculpación a cambio de colaborar en la investigación.


Fernando Alonso y Lewis Hamilton podrán, por tanto, seguir disputando el mundial de pilotos con toda normalidad. Este mismo fin de semana lo harán en el circuito belga de Spa-Francorchamps, donde ya se encuentra el corredor asturiano, que pasó la jornada ajeno en apariencia a lo que ocurría en Paris. En cambio, el británico y Pedro Martínez de La Rosa viajaron hasta la capital francesa para testificar ante el consejo federativo.


Larga reunión
Además, el consejo escuchó los testimonios del patrón de Mclaren, Ron Dennis; del director de competición de Mercedes, Norbert Haug, el accionista de la escudería anglo-alemana Mansour Ojjeh y el director de operaciones Jonathan Neale. Después, declararon Jean Todt, jefe de Ferrari, y el ingeniero Ross Brawn, es compañero de Nigel Stepney, que fue quien sustrajo el informe de 780 folios que pasó al jefe de diseño de McLaren, Mike Coughlan.


Para conocer la resolución hubo que esperar más de nueve horas de reunión, celebrada en la sede principal de la FIA en la Plaza de la Concordia de París. Portavoces de McLaren-Mercedes reconocieron durante toda la jornada que temían su expulsión del mundial por uno o dos años, extremo que luego no se concretó, aunque la sanción al final impuesta al equipo es de una dureza sin precedentes en la Fórmula 1.


Hasta hoy, McLaren encabezaba el campeonato de marcas con 23 puntos de ventaja sobre Ferrari, ya segura ganadora porque su rival pierde todos los puntos acumulados. La escudería con sede en Woking (Gran Bretaña) dispone de 24 horas de plazo para recurrir.


Interrogado sobre si la resolución zanja de manera justa el espionaje que ha enfrentado a las dos principales marcas del mundial, el presidente de la FIA , Max Mosley, fue escueto: “Sí”.


Para saber más:

McLaren excluido del Campeonato

McLaren decidirá durante el fin de semana si recurre la sentencia

McLaren: No merecemos ser penalizados de esta manera

Joan Villadelprat: Una sanción para no fastidiar el espectáculo

Ferrari satisfecha porque “la verdad ha salido a la luz”

Nobert Haug anuncia un recurso

Las claves del “Caso McLaren”


Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba