Mazda y Toyota acuerdan el desarrollo de vehículos eléctricos

Mazda y Toyota acuerdan el desarrollo de vehículos eléctricos

28 septiembre, 2017

Toyota y Mazda colaborarán con Denso para el desarrollo de vehículos eléctricos, con el objetivo de evitar la banalización de este tipo de coche y mantener el atractivo de ambas marcas en el mercado del futuro.

Mazda Motor Corporation firma con Denso Corporation y Toyota Motor Corporation un contrato por el cual desarrollarán un conjunto de tecnologías estructurales para vehículos eléctricos. Las tres compañías han decidido constituir una nueva empresa que cuente con ingenieros seleccionados de todas ellas con la que garantizar una aplicación eficiente de proyectos conjuntos de desarrollo tecnológico.

Las normativas de todos los países se están desarrollando de forma más restrictiva respecto a la reducción de emisiones de gases de efecto invernaderos, por ello se exige una proporción de vehículos eléctricos en las ventas.  Con el objetivo de cumplir con estas normativas medioambientales, y que al mismo tiempo sea posible el crecimiento sostenible de las compañías, se ha hecho imprescindible el desarrollo de una amplia gama de motorizaciones y tecnologías. Los vehículos alimentado por pilas de combustible y los vehículos eléctricos son la clave tecnológica de este proceso.

Mazda, Denso y Toyota se han unido para desarrollar conjuntamente tecnologías estructurales para los vehículos eléctricos y, en consecuencia, cubrir una amplia variedad de segmentos y tipos de vehículos con los que garantizar una respuesta flexible y rápida a las demandas del mercado. En este acuerdo se recogen vehículos como pequeños transportes urbanos a turismos, SUV o furgonetas, su aspiración es innovar en el proceso de desarrollo combinando las fortalezas de las tres empresas.

La nueva compañía creada de la colaboración de las tres anteriores desarrollará las siguientes áreas:

  1. Investigar las características que definen el rendimiento óptimo  y funciones de los vehículos eléctricos, desarrollando una arquitectura común.
  2. Verificar la instalación de los componentes y prestaciones optenidas por el desarrollo anterior.
  3. Examinar el concepto óptimo para cada vehículo desarrollado por los anteriores puntos.

Este proyecto conjunto pretende que fabricantes como Mazda y Toyota construyan vehículos eléctricos que encarnen las características definitorias de cada marca y, de este modo, evitar la banalización de los coches propulsados por electricidad.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba