Noticia

Mazda nos enseña a ser optimistas con el espíritu Mukainada

4 fotos

Ampliar

23 de abril, 2020

Mazda nos invita a reflexionar sobre el concepto de Mukainada, el afán de superación y de no rendirse ante la adversidad o las dificultades. Aquí nos lo presentan en vídeo junto con la historia de su marca.

Si tenemos en cuenta que Mazda nació en Hiroshima hace un siglo, podemos hacernos una idea de que está acostumbrada a tener que hacer frente a momentos muy duros y adversos. Con esta idea en la cabeza y en medio de la complicada situación actual, desde la marca nos lanzan este mensaje optimista bajo el lema de «El Espíritu Mukainada»: la voluntad de no rendirse nunca y resurgir de las catástrofes para hacer las cosas mejor.

En 1929, casi diez años después de la fundación de Mazda como compañía manufacturera de corcho, Hiroshima era una próspera ciudad, la séptima más grande de Japón, con 270.000 habitantes. Apenas dos años después, en 1931, Mazda decide diversificar su negocio y comienza la fabricación del Mazda Go, un motocarro para el transporte de mercancías que enseguida gozó de una buena difusión. Sus ventas eran excelentes debido a la elevada demanda de este tipo de vehículos.

Todo parecía ir viento en popa, pero la Segunda Guerra Mundial y la bomba atómica lanzada sobre la población el 6 de agosto de 1945 lo redujo todo a cenizas, tanto a las personas como a la industria. Dentro del desastre, Mazda tuvo algo de suerte y parte de sus instalaciones resultaron ilesas al encontrarse edificadas en el distrito de Mukainada. Protegida por el monte Hijiyama, Mazda se mantuvo en pie y pudo ponerse a disposición de la población para ayudar en lo necesario, transporte de material sanitario, ceder las instalaciones intactas como refugio para los supervivientes, hospitales de campaña e incluso instalaciones gubernamentales para la reorganización de la reconstrucción.

Ésa es la actitud, hacer frente a los problemas de manera productiva, colaborando y demostrando que no es el final, así nació el espíritu de Mukainada.

Mazda nunca se rinde

La historia de Mazda

Mazda ha dejado muy claro que es una marca que no acepta el conformismo. Buena prueba de ello ha sido su empeño en mantener el desarrollo de los motores rotativos Wankel cuando todos los demás se rindieron. Mientras que compañías como Mercedes lo apartaron en un cajón o NSU y Citroën se arruinaban con el desarrollo de este tipo de motores, Mazda no se rindió y supo sacar un buen partido de ellos, hasta el extremo de ser la primera marca japonesa en ganar Las 24 Horas de Le Mans.

Incluso tras haber desaparecido del mercado con el último Mazda RX-8, de nuevo resurge este motor como un excelente complemento para la nueva generación de coches eléctricos que nace con el Mazda MX-30. La historia de Mazda es una historia de superación y empeño, como queda reflejado en este vídeo.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche