Más restricciones para conducir motos

19 septiembre, 2007

Tráfico endurecerá las exigencias para pilotar una moto de gran cilindrada y exigirá experiencia previa al conductor, según ha anunciado el ministro del Interior.

 

Tráfico endurecerá las exigencias para pilotar una moto de gran cilindrada y exigirá experiencia previa al conductor, según ha anunciado el ministro del Interior.

Tráfico endurecerá las exigencias para pilotar una moto de gran cilindrada y exigirá experiencia previa al conductor. Así lo reiteró este martes en el Congreso el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba , que comparecía ante la comisión de Seguridad Vial para hacer balance del primer año de aplicación del carné por puntos. Ante esta comisión, el ministro anticipó que se trabaja en la modificación del actual carné de conducir para motos, de modo que quien pretenda obtener el permiso para pilotar los más potentes vehículos de dos ruedas lo haga con “una experiencia razonable previa”.


Anunciaba también Rubalcaba que antes de acabar el año habrá en la Agrupación de Tráfico 500 agentes más, que se instalarán en nuestras carreteras otros 200 radares fijos y se incrementarán los móviles. Avanzó además que se mejorará la formación de los agentes y que se estudia una revisión del sistema sancionador para hacer más ágil la aplicación de las multas.


Rubalcaba evitaba el triunfalismo al hacer un balance “positivo” del primer año de aplicación del carné por puntos que, con 467 muertos menos y una caída del 14,3% en la siniestralidad, “hace nuestras carreteras más seguras y a los conductores más responsables”. Aunque el número de muertos se ha reducido sensiblemente y consolida la tendencia iniciada hace cuatro años, -con 4.029 muertes frente y las 3.016 de 2006-, el ministro reconocía que es mucho lo que queda por hacer. “Estamos en el buen camino -dijo- consolidando las tendencias al descenso en el número de muertes”.


Las mejoras se introducirán en la agilización del sistema sancionador, los controles y para atajar la sangría de las motos, cuyo número de siniestros mortales no deja de aumentar.


Rubalcaba evidenció la sensibilidad de la DGT ante el incremento del número de accidentes mortales en moto, que durante este verano aumentaron un 53%, marcando el registro más trágico de los últimos cinco años. Explicó el ministro que la DGT ha elaborado un estudio que constata como el 65% de las motos accidentadas tienen menos de tres años, el 88% supera los 500 centímetros cúbicos de cilindrada y el 80% de los accidentes de producen en carreteras secundarias.


Se propondrá una reforma que antes de fin de año traslade un normativa comunitaria según la cual “hasta los 16 años y para conducir motos de hasta 125 centímetros cúbicos, habrá un permiso, el a A1; a los 18 años y hasta 400 centímetros cúbicos el A2; y después dos años más de permiso A2, o a partir de los 24 años, para aumentar la cilindrada”.


Datos


Siempre desde la cautela, Rubalcaba repasó los datos del primer año del carné por puntos. Desde que se implantó, un total de 280.000 conductores -el 1% del total- han perdido puntos. El 84% son hombres, el 16% mujeres y sólo un 7,6% conductores noveles. Hay 300.000 sanciones firmes con detracción de puntos, lo que ha supuesto que se pierdan 980.00 puntos. Hasta el 16 de septiembre, eran 594 los conductores que perdieron el carné por agotar sus puntos, 2.492 a los que se le está tramitando la pérdida y 93.901 a los que se les ha informado del pérdida de la mitad o más de sus puntos.


El 19% de los conductores que ha perdido puntos tenía menos de 24 años. El 31% entre 25 y 34 años. El 23% entre 35 y 44 años y un 27% eran mayores de 44 años.


La sanción más común es el exceso de velocidad (39, 27%). Le siguen la no utilización del cinturón o el casco (15,53%), la alcoholemia (11,57%) y el uso del teléfono móvil al volante (11,09%).


El porcentaje de vehículos ’cazados’ por los radares a más de 140 kilómetros por hora ha pasado de un 6,8% a un 0,7%. Se ha reducido a la mitad el índice de positivos en los controles de alcoholemia, que han pasado el 4,3% al 2,4%.


El uso del cinturón de seguridad ha crecido en 14 puntos en carretera y 18 en zonas urbanas, pasando del 74,2% al 84,5%. El número de motociclistas denunciados por no usar cascos se ha reducido del 5,3% al 1,3%.


“Lo españoles correnos menos y se bebe menos antes de coger el coche, nos tomamos mas en serio la velocidad, nos ponemos más el cinturón y el casco, lo que hace nuestras carreteras más seguras” resumía el ministro. “La aplicación del carné por puntos ha sido positiva aunque no ha desplegado toda su potencialidad y es evidente mejorable; lo vamos a hacer con toda cautela, para que en su segundo año de vigencias sea más efectivo”, dijo Rubalcaba .


Señalaba cauteloso que, como ha ocurrido en casi toda Europa, el segundo año de aplicación la mejora que procura el carné por puntos no es tan efectiva.


Para que haya mejora juzgó crucial la modificación del Código Penal que sancionará con penas de cárcel la conducción temeraria, bien por exceso de velocidad o por una alta tasa de alcohol en sangre, así como conducir sin carné. En todos estos supuestos el conductor sancionan será acusado ante los tribunales.


 

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba