Noticia

¿Miedo a la marcha atrás? Con el nuevo Focus, basta de los “hasta que suene”

Ampliar

16 de mayo, 2018

El nuevo Ford Focus incorpora una cámara de visión trasera más precisa que nos muestra las esquinas de la zaga en un ángulo de 180 grados y frena si es necesario.

Desde hace algunos años, las cámaras de visión trasera se han vuelto casi indispensables a la hora de realizar con decisión la maniobra de aparcamiento. Con ellas, el miedo a la marcha atrás ha desaparecido por completo y, junto a las señales acústicas que proporcionan los sensores de proximidad, nos facilitan una barbaridad el hecho de meter el coche en un espacio muy ajustado. La nueva generación del Ford Focus ha ido todavía un paso más allá y ha incorporado a este sistema la posibilidad de aumentar la percepción del entorno trasero hasta los 180 grados, de modo que el conductor también es capaz de saber lo que ronda por las esquinas.

Nuevo Ford Focus 2018: así es la cuarta generación

El Ford Focus equipa una ayuda todavía más precisa para la marcha atrás

El ingeniero jefe de programa de Ford para Focus, Glen Goold, asegura que, pese a que la marcha atrás es una parte crucial de la conducción diaria de cualquier cliente, nadie la disfruta debido a su complejidad. “Esta pequeña cámara nos está ayudando a dar un gran paso adelante para que sea más fácil maniobrar marcha atrás”, dice. Según un estudio reciente, de las cinco maniobras de conducción más complicadas para los propietarios de un vehículo, cuatro consistían en dar marcha atrás y la quinta consistía en conducir por un aparcamiento. Por eso, todo avance que permita una mayor comodidad para el conductor en este tipo de maniobras, como en este caso la cámara de Ford, será seguramente bien recibido.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche