Marcas alemanas ensayaron con humanos los efectos del diésel

Marcas alemanas ensayaron con humanos los efectos del diésel

El escándalo conocido como Dieselgate sigue destapando más prácticas deleznables por parte de los principales fabricantes alemanes. Según señalan varias publicaciones, Volkswagen, entre 2012 y 2015, BMW y Daimler hicieron ensayos con humanos y monos para tratar de demostrar que las emisiones de sus motores diésel no eran tan perjudiciales.

En el fondo, la realidad es que todos los seres que respiramos estamos siendo sometidos a las emisiones de los motores de combustión y de toda la industria, pero la noticia aquí es que las principales marcas de coches alemanas experimentaron con humanos y con monos de manera activa y premeditada para comprobar los daños de las emisiones de los motores diésel.

El nuevo escándalo relacionado con el Dieselgate ha sido hecho público por los diarios alemanes Stuttgarter Zeitung y Süddeutsche Zeitung, pendientes de las revelaciones sobre el experimento solicitado por el Grupo Europeo de Investigación sobre Medioambiente y Salud en el Sector del Transporte (cuyas siglas inglesas son EUGT), una organización ya extinta fundada por Volkswagen, Daimler y BMW.

Según estos medios, se realizaron experimentos donde monos y humanos inhalaron los humos de un Volkswagen Beetle diésel en 2014  con el fin de determinar los efectos de a inhalación de dióxido de nitrógeno a corto plazo por personas sanas.

Tal como recoge dpa, un instituto del Hospital Universitario de Aachen examinó después a 25 personas tras haber inhalado cantidades variables de dióxido de nitrógeno durante varias horas, pero aparentemente no encontró “reacción al gas inhalado”.

En 2015, se descubrió que Volkswagen había manipulado las lecturas de dióxido de nitrógeno en sus automóviles durante años en Estados Unidos, para que los vehículos pudieran aprobar las regulaciones sobre emisiones de diésel.

Por su parte, Daimler, responsable de marcas de automóviles como Mercedes-Benz y Smart, este domingo expresó que quería “distanciarse expresamente” del estudio sobre humanos y de EUGT.

Estamos conmocionados por el alcance de estos estudios y la forma en la que se llevaron a cabo“, dijo Daimler en un comunicado citado por el periódico Süddeutsche Zeitung.

Además, la compañía añadió que condenaba firmemente las pruebas, y que no tenía voz en ellas, además de afirmar que los pasos de EUGT iban en contra de los valores y principios éticos de Daimler.

El escándalo de las pruebas en monos y humanos de Volkswagen y Daimler

La semana pasada, ‘The New York Times’ informó sobre un centro de investigación estadounidense donde diez monos fueron encerrados en un contenedor hermético, viendo dibujos animados para distraerlos, mientras inhalaban las emisiones de un vehículo Volkswagen.

Respecto a esto, tanto Volkswagen como Daimler emitieron respuestas a su complicidad en las pruebas con monos.

Estamos convencidos de que los métodos científicos elegidos en ese momento estaban equivocados“, ha señalado Volkswagen en un comunicado, añadiendo que “habría sido mejor renunciar a tal prueba desde el principio“.

Por su parte, Daimler se disculpó diciendo que había iniciado una investigación sobre el incidente y que consideraba que la prueba era “superflua y repulsiva“.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Juan Jose 30 enero, 2018

En lo de experimentar con Humanos los alemanes tienen una dilatada experiencia, Seguro que lo Han bordado!!!!

Juan Carlos Cárnica lopez 30 enero, 2018

Tal experimento ha estas altura es de salvajes que intentan justificar lo injustificable. La falsedad de que los nuevos vehículos contaminan menos les es indiferente, es solo la la forma de justificar el elevado precio de un coche eléctricos y poder seguir justificando la fabricación de coches contaminantes los cuales empiezan a sobrepasar el humo en el aire.
Si los nuevos contaminan menos que los pongan a precios tan ridículos que se cambien como si fueran calzoncillos, este aire debe dejar de recibir basura de fabricas y vehículos, el coche de dentro de seis meses debe ser solo y exclusivamente eléctrico el futuro ha de presentarse ya quitándole dinero a quien sea para introducir vehículos ecológicos con o sin potencia dejando de calentamiento de humos de autobuses expulsando no solo la calor de su interior un humo tras de si.
La vida en este mundo ha de cambiar para que nos podamos recuperar las empresas no deben ni merecen un respeto hasta que nuestra vida no nos sea devuelta y podamos recuperar la vida la cual no cuenta para aquellos que se ocultan tras ropas formales despachos y grandes chalés los cuales nos cuesta dinero y la vida

Wolfgang Haschke T. 31 enero, 2018

Según he leído y oido, la fabricación de las baterías, necesarias para el funcionamiento de los coches eléctricos, contamina igual como los vehículos de gasolina a los 200.000 kilómetros cumplidos. ¿Si ello es cierto, donde estaría la descontaminación? Seria bueno que un experto en la materia nos ilustrara….

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba