Madrid y Barcelona, entre las mejores en movilidad urbana

Madrid y Barcelona, entre las mejores en movilidad urbana

Según el Índice de Movilidad de Urbana de Arthur D.Little, las dos ciudades españolas, que han rozado el aprobado, están por encima de la media europea. Singapur lidera el ‘ranking’ a nivel mundial y Estocolmo a nivel europeo.

La consultora Arthur D. Little ha elaborado un estudio en el que analiza los sistemas de movilidad de 100 de las ciudades más importantes del mundo. En función de la madurez, innovación y rendimiento de sus sistemas de movilidad, la compañía francesa ha confeccionado un ranking que lidera Singapur (59,3 puntos sobre 100), por delante de Estocolmo (57,1), Amsterdam (56,7), Copenhague (54,6), Hong Kong (54,2), Viena (54,0), Londres (53,9), Paris (53,7) Zurich (53,2) y Helsinki (52,8).

De las 100 ciudades analizadas, solo estas 10 consiguieron el aprobado, aunque Madrid, con 49 puntos, y Barcelona, con 48, se quedaron muy cerca del aprobado y por encima de la media europea que se situó en 47,9 puntos.

Según el Índice de Movilidad Urbana, recogido en el estudio el ‘Futuro de la Movilidad 3.0.’, de Arthur D. Little, Barcelona ha mejorado significativamente en transporte público, uso de medios no motorizados. Además, las emisiones de CO2 relacionadas con el transporte de la ciudad bajaron de 1.177 kilogramos per cápita a 700.

Puede que te interese: ¿Cómo se forman los atascos y cómo salimos de ellos?

Madrid, por su parte, ha mejorado mucho en cuanto al uso de las plataformas de coche compartido, pero, al contrario que la Ciudad Condal, las emisiones de CO2 relacionadas con el transporte aumentaron de 1.270 kilogramos por persona a 1.722.

Movilidad urbana: hay mucho margen de mejora

El Índice de Movilidad Urbana revela que la mayoría de las ciudades analizadas todavía tiene un gran potencial de mejora para hacer frente a los retos de movilidad que se presentan, con una puntuación media de 42,3 sobre los 100 posibles, pero también que los proveedores de soluciones de movilidad necesitan “reinventarse si quieren seguir siendo parte del futuro de la movilidad, dentro de un ecosistema de movilidad disruptivo“.

Para el socio de Arthur D. Little y responsable del Future of Mobility Lab, François-Joseph Van Audenhove, la reforma de los sistemas de movilidad es, “más que nunca, uno de los retos clave a los que se enfrenta el mundo de hoy”.

“Para seguir siendo competitivos a corto plazo y relevantes a largo plazo, los proveedores de soluciones de movilidad deben anticiparse a las nuevas tendencias, innovar en sus ofertas y diferenciarse. Para lograrlo, deben participar en amplios ecosistemas y emprender un viaje de transformación”, ha defendido.

Con la colaboración de la Unión Internacional de Transporte Público (UITP), Arthur D. Little ha establecido 12 requisitos estratégicos que los proveedores de soluciones de movilidad deben tener en cuenta al definir su visión y estrategia, si desean seguir siendo competitivos a corto plazo y relevantes a largo plazo dentro de los amplios ecosistemas de movilidad.

“Es el momento en el que el transporte público tiene nuevas oportunidades de crecimiento y expansión, y en el que también se enfrenta al reto de la aparición de nuevos actores y tecnologías gracias a la economía digital”, ha señalado el secretario general de la UITP, Mohamed Mezghani.

Recomendaciones para los proveedores de movilidad

Entre esos requisitos estratégicos, Arthur D.Little recomienda definir un propósito para asegurar la diferenciación e involucrar a los grupos de interés externos e internos dentro de un marco claro; aplicar enfoques innovadores de segmentación basados en las necesidades y las actitudes para entender mejor los comportamientos de movilidad y la evolución de las necesidades de los clientes; o diseñar una experiencia del cliente y desarrollar una cultura de excelencia en el servicio.

De la misma forma, entre otras medidas se recomienda desarrollar ofertas comerciales centradas en el cliente para reforzar el atractivo; planificar las necesidades de inversión a largo plazo; diseñar y operar un plan de transporte y un plan de mantenimiento sostenibles; evaluar continuamente la importancia de la innovación y de las tecnologías digitales; alinearse con todas las partes interesadas en la movilidad con una visión a largo plazo; o definir una estrategia adecuada para fomentar el intercambio de datos y aumentar la colaboración entre las partes interesadas en la movilidad pública y privada.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba