Noticia

Madrid limitará a 50 km/h la velocidad en las vías de acceso

Ampliar

13 de mayo, 2014

Madrid quiere reducir a 50 km/h la velocidad en los tramos de autovías de acceso a la ciudad. Según el Ayuntamiento de la capital, con ello se lograría reducir la contaminación y los atascos.

Hace poco te hablamos del Plan de Movilidad que prepara el Ayuntamiento de Madrid con intención de reducir el uso del coche particular en la capital. Entre las medidas que el Gobierno de la Comunidad tiene previsto implantar hasta el año 2020 se encuentran el incremento del precio de los parquímetros, más aparcamientos para motos y bicicletas, más áreas peatonales o el aumento de los carriles bus.

A todas estas modificaciones hay que sumar la última y más polémica que acabamos de conocer. Según el diario El País, el Ayuntamiento de Madrid tiene intención de reducir el límite de velocidad en las principales vías de acceso a la almendra de la ciudad. El objetivo es disminuir la contaminación, los accidentes de tráfico y los atascos.

El Plan de Movilidad Urbana elaborado por el equipo de Ana Botella señala que “existen muchas vías que penetran hasta el centro sin desprenderse de su consideración de carretera, y se convierten en barreras muchas veces infranqueables”. La intención es adecuarlas al entorno urbano y reducir hasta 50 km/h la velocidad máxima en siete tramos de autovías.

Las carreteras afectadas serán la A-1 del kilómetro 12 hasta el cruce con la M-30; la A-2 del kilómetro 5,9 a la calle Francisco Silvela; la A-3 del kilómetro 3,8 a la calle Doctor Esquerdo; la A-4 del kilómetro 5,1 al cruce con la M-30; la A-42 del kilómetro 4 a la M-30; la A-5 del kilómetro 10 hasta el cruce con la M-30; y en la A-6 del kilómetros 7,5 hasta el arco de la Victoria.

El Plan de Movilidad recuerda que, pese a que estas vías solo suponen un 12% de los 3.000 kilómetros de la red viaria de Madrid, concentra la mitad del tráfico diario, con más de 40.000 vehículos.

A todas estas medidas anteriormente mencionadas podría sumarse la implantación de un límite de velocidad variable en la M-30 en función de la intensidad del tráfico y los niveles de contaminación. Además, está previsto un aumento del número de radares (ahora mismo hay 25), al igual que las cámaras que detectan cuando un conductor se salta un semáforo en rojo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

  • rodolfo

    Otra genialidad de nuestra querida Ana Botella

  • Igar73

    Money, money, money.
    Una medida similar se tomo para los accesos de Barcelona.
    El tráfico no mejoró, pero las arcas del ayuntamiento lo agradecieron un montón

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche