Noticia

Luz de cruce obligatoria para los vehículos municipales de Lugo

Ampliar

27 de diciembre, 2011

El alcalde de Lugo, José López Orozco, ha anunciado que dictará un decreto para que todos los vehículos del parque móvil municipal, incluidos los autobuses urbanos y los coches de la Policía Local, circulen a partir del día 1 de enero con las luces de cruce encendidas, incluso durante el día. Además, se intensificará el número de radares fijos en las principales entradas a la ciudad.

Según el Ayuntamiento de Lugo, la decisión de circular con luz de cruce se trata de una «medida pionera» en materia de seguridad vial que se aplica con la finalidad de mejorar la visibilidad en las vías públicas para reducir la siniestralidad y, de forma especial, los atropellos en el casco urbano de la ciudad.

En rueda de prensa, el alcalde ha afirmado que «no es una ocurrencia y tampoco responde a un capricho, porque hay una directiva en la misma línea de la Unión Europea«, y precisa que esta iniciativa «ya se está aplicando en los países del norte de Europa«. López Orozco se ha mostrado convencido de que esta medida «acabará por plasmarse en el Cógido de Circulación» y ha anunciado que la planteará en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), dado que preside la Comisión de Seguridad y Tráfico.

[auto_quote quote=»Radares en las entradas norte y sur» quote_title=»Controles en las principales entradas a la ciudad» quote_description=»Para controlar la velocidad de los vehículos que acceden al casco urbano y garantizar la seguridad de los viandantes y de los conductores que circulan por esas vías, el Ayuntamiento de Lugo colocará radares fijos en las dos principales entradas a la ciudad, por el norte y por el sur.»]

Concretamente, el alcalde de Lugo ha confirmado que habrá radares fijos en la avenida de Madrid, principal acceso al centro de la ciudad por la zona sur, y en la avenida Infanta Elena, una de las arterias que comunica el norte del casco urbano con la zona histórica. En ambas vías, el exceso de velocidad de los vehículos ha sido el origen de varios accidentes de tráfico, por lo que el regidor ha explicado que esta medida no tiene realmente «un afán recaudatorio».

A su juicio, «no hay mejor radar que la educación vial«, pero calificó estos aparatos como «métodos auxiliares» para garantizar la convivencia y el respeto a las normas de seguridad y a los límites de velocidad por parte de todos. La incorporación de estos dos radares se une a los que colocó hace algunos años el ayuntamiento en la Ronda da Muralla, la vía perimetral que rodea el monumento romano, donde la elevada velocidad a la circulaban los vehículos provocó múltiples accidentes, alguno con consecuencias fatales.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche