Los tres se la juegan en Brasil

El circuito de Interlagos decidirá el campeonato más igualado de la historia reciente de la Fórmula 1, Hamilton, Alonso y Raikkonen llegan con muy diversas opciones a la victoria y la FIA velará porque no haya sabotaje al español

El circuito de Interlagos decidirá el campeonato más igualado de la historia reciente de la Fórmula 1, Hamilton, Alonso y Raikkonen llegan con muy diversas opciones a la victoria y la FIA velará porque no haya sabotaje al español

Habrá que esperar solamente dos semanas para conocer quien es el campeón del mundo de Fórmula 1 en uno de los mejores campeonatos de los últimos años. A la carrera de Interlagos tres pilotos, Hamilton, Alonso y Raikkonen, llegan con muchas aspiraciones para alzarse con el triunfo final. Desde 1986 este deporte no disfrutaba de una situación similar a la actual. Entonces venció Prost, el segundo clasificado quien recortó seis puntos a Mansell en una vibrante última carrera. Ahora, en este próximo Gran Premio de Brasil espera otra prueba tan sensacional como aquella, con tres candidatos de altura al triunfo final y con el aliciente añadido de una nueva investigación abierta por la FIA a McLaren-Mercedes.

Un gran recuerdo
Hay que remontarse al año 1986 para encontrar un campeonato del mundo de Fórmula 1 tan igualado, con tanta atención centrada en la última carrera y con tres aspirantes a la victoria final. Además, el recuerdo de aquel desenlace es alentador. En el gran Premio de Australia el francés Alain Prost le recortó seis puntos a un líder quien también era británico, Nigel Mansell. Otro campeón, el brasileño Nelson Piquet también tenía opciones a la victoria final en esa carrera, aunque su actuación fue muy discreta. Mansell tuvo que abandonar por un problema motivado no sólo por la presión mental a la que estaba sometido, sino por la presión de sus neumáticos. Curiosamente uno de ellos estalló en carrera y puso la victoria final en manos de Prost. Y curiosamente, 21 años después de todo aquello, la presión de los neumáticos sigue siendo una de las claves para decidir este apretado mundial.

Nueva investigación
Fernando Alonso denunció públicamente el pasado fin de semana que en la crono de este pasado Gran Premio de China la presión de sus gomas era irregular y desmedida, especialmente la de los neumáticos empleados en el Q3, cuando los pilotos luchan por la pole possition. Según se ha podido saber, esas ruedas de Alonso tenían algo más de 1,5 libras de presión cuando lo habitual es 0,2 y se apunta que el motivo puede ser un recalentamiento excesivo de las cubiertas por parte de los calentadores que, obviamente, los dos pilotos no comparten. En base a estos datos, la FIA ha iniciado una investigación sobre lo sucedido que podría tener consecuencias negativas para McLaren-Mercedes, pero que sobre todo, supone un aviso a la escudería inglesa para que no realice sabotaje alguno en el coche de Fernando Alonso, en este decisivo Gran Premio final.

Las aspiraciones de cada uno
Por lo demás, la carrera de Interlagos se presenta como un Gran Premio procicio para las características del MP4-22, en monoplaza de McLaren-Mercedes, y muy propicio para Lewis Hamilton. Para ser campeón al británico le basta con cualquiera de las siguientes combinaciones:
– Ganar la carrera
– Terminar en segunda posición
– Terminar tercero y que Alonso no gane.
– Terminar cuarto y que Alonso no gane.
– Terminar quinto y que Alonso no gane.
– Terminar sexto y que Alonso no sea ni primero ni segundo y que Raikkonen no gane.
– Terminar séptimo y que Alonso no esté entre los dos primero y que Raikkonen no logre la victoria.
– Terminar octavo y que Alonso no logre subir al podio y que Raikkonen no quede entre los dos primeros.
– No sumar puntos y que Alonso no esté entre los mejores cuatro o Raikkonen entre los dos primeros.


Pero si la tremenda presión que tiene que soportar Hamilton puede con él, Fernando Alonso sería campeón de la siguiente forma:
– Ganar la carrera y que Hamilton no termine segundo.
– Ser segundo y que Hamilton no pase del sexto puesto.
– Acabar tercero, que no gane Raikkonen y que Hamilton no pase del octavo puesto.
– Terminar cuarto, que Raikkonen no sea ni primero ni segundo y que Hamilton no puntúe.

Con todo y esto, no se puede descartar, ni mucho menos, de esta lucha al piloto de Ferrari, Kimi Raikkonen. El finés partirá sin ninguna presión y puede beneficiarse de la lucha encarnizada entre los dos compañeros y rivales en McLaren. Estas son las opciones válidas para el finés:
– Ganar la carrera, que Alonso no sea segundo y que Hamilton no pase del sexto puesto.
– Terminar segundo, que ni Hamilton ni Alonso ganen y que el español no pase del quinto puesto y el británico no sume ni un punto.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba