Noticia

Los sistemas de asistencia a la conducción más usados según Bosch

4 fotos

Ampliar

23 de diciembre, 2015

Según un estudio realizado por Bosch, el asistente de frenado de emergencia y el de alerta de cambio de carril son los sistemas de asistencia a la conducción más frecuentes en el automóvil actualmente. Su uso está cada vez más implantado, incluso en los segmentos más pequeños.

Aunque la llegada del coche sin conductor parece estar a la vuelta de la esquina, lo cierto es que por ahora los que proliferan son los denominados sistemas de asistencia a la conducción, dentro de lo que se conoce como seguridad pro-activa.

Bosch es uno de los principales fabricantes y desarrolladores de dichos dispositivos y ha llevado a cabo un estudio que ha dejado claro que su demanda y su uso es cada vez mayor, y no sólo en los segmentos más altos, poco a poco van extendiéndose a las gamas más básicas y modelos utilitarios.

De acuerdo con una evaluación de Bosch basada en las estadísticas registradas en 2014, uno de cada diez turismos de nueva matriculación en España estaba equipado el año pasado con este tipo de sistemas de asistencia. Dirk Hoheisel, miembro del consejo de administración de Bosch, afirma: “Los sistemas de asistencia al conductor sólo pueden contribuir a hacer que el tráfico sea más seguro si se utilizan de forma generalizada”. En España, según un estudio conjunto de Bosch y el RACC (Real Automóvil Club Cataluña), la frenada automática de emergencia, en sus distintas versiones, podría evitar uno de cada cinco accidentes de tráfico y salvar hasta 272 vidas. Según las investigaciones de Bosch sobre accidentes, los sistemas de asistencia de carril podrían evitar hasta el 28 % de los accidentes con resultado de lesiones que son causados ​​por conductores que se salen accidentalmente de su carril.

De hecho, la importancia de este tipo de sistemas es tan elevada que ya son un requisito imprescindible para poder lograr las 5 estrellas en el test EuroNCAP. A partir de 2016, los fabricantes de automóviles que pretendan alcanzar la máxima calificación de cinco estrellas, deberán incluir en sus nuevos vehículos una función predictiva de protección de peatones. Animados por los cambios en las especificaciones de pruebas y gracias al abaratamiento de su desarrollo, un número cada vez mayor de turismos está siendo equipado con sensores que vigilan su entorno. Esta tendencia se refleja claramente en las cifras de facturación de Bosch, donde se observa que las ventas de sensores de radar y vídeo se duplicarán en 2015 con relación al año anterior.

Tabla con los sistemas más usuales.

4 fotos

Ampliar

Bosch es el líder mundial del mercado de sensores de radar con tecnología de 77 GHz, y, en 2016, producirá el sensor número diez millones. Con su sensor de radar de medio alcance (MRR), Bosch ha hecho asequible la tecnología de radar para el mercado general. El MRR se puede encontrar ya en los coches de los segmentos utilitario y compacto. Se trata de un tema relevante, pues un único sensor puede servir de base para varios sistemas de asistencia al conductor. Además de la frenada automática de emergencia, el MRR también facilita el control de crucero adaptativo (ACC). El ACC mantiene automáticamente, tanto la velocidad elegida por el conductor como la distancia de seguridad programada respecto del vehículo que circula por delante. Cuando se combina con un sistema de advertencia de colisión por alcance, el ACC podría reducir en un 67 % el número de frenazos que se producen en las autopistas. También puede reducir hasta en un 73 % los accidentes producidos por vehículos que circulan muy próximos entre sí. La cuota de instalación del ACC en 2014 alcanzó sólo el 1 % de todos los coches de nueva matriculación en España.

En cambio, el número de nuevos vehículos equipados detector de fatiga se situó en el 12 % de los coches de nueva matriculación en 2014. El sistema de Bosch utiliza el sensor de ángulo de giro del volante y la dirección asistida eléctrica para analizar constantemente el comportamiento sobre la dirección del conductor. En base a estos datos puede evaluar nuestro nivel de fatiga o somnolencia. El sistema registra inmediatamente maniobras bruscas en la dirección y, cuando éstas se combinan con otros parámetros adicionales, tales como el tiempo transcurrido al volante y la hora del día, identifica la aparición de indicios de somnolencia en el conductor. Antes de que éste empiece a dar cabezadas al volante, el detector de fatiga advierte al conductor con antelación para que se detenga y descanse.

El 3 % los coches matriculados el pasado año son capaces de reconocer, con la ayuda de una cámara de vídeo, ciertas señales de tráfico situadas en los laterales de la carretera. La información que se muestra en la pantalla del salpicadero, mediante el correspondiente símbolo, ayuda a los conductores a circular con más seguridad entre la multitud de señales de tráfico.

No te pierdas nuestros vídeos prácticos sobre:

Cómo funciona la rueda libre.

Cómo funciona el asistente de cambio de carril.

Cómo funciona la alerta de ángulo muerto.

Como funciona el sistema de frenada de emergencia.

En qué fallan los controles de crucero adaptativos.

Cómo funciona el asistente de luz de carretera.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche