Noticia

Los repartidores del futuro serán vehículos autónomos y robots

2 fotos

Ampliar

30 de enero, 2019

La evolución de la sociedad y de las ciudades hacia la movilidad del futuro es rápida, por lo que las empresas se deben centrar en buscar soluciones a las diferentes incógnitas que puedan surgir. Continental se ha fijado en que cada vez hay más demanda del comercio electrónico, por lo que se necesitarán más repartidores que, según la marca, serán coches autónomos y robots.

El esfuerzo de las empresas presentes en el mundo de la automoción para lograr superar las barreras de la tecnología de los vehículos autónomos es espectacular. Por ello, Continental aprovechó el recientemente celebrado CES 2019 para presentar un vehículo autónomo así como unos robots capaces de entregar paquetes directamente a los consumidores, incluso cuando estos no puedan recibirlos de manera física.

Estas dos novedades de Continental suponen una manera eficaz y eficiente de distribuir las mercancías. CUbE, la plataforma eléctrica de la marca, es considerada como una solución para la movilidad urbana de primer o último tramo. Este tipo de vehículo se utilizará en la entrega de mercancías para lograr aprovechar mejor la capacidad de transporte disponible y, por ende, reducir los tiempos de inactividad.

Te puede interesar: ¿No te fías de los coches autónomos? Jaguar lo soluciona

Las estimaciones del mercado futuro aseguran que la demanda de transporte de mercancías superará a la del transporte de personas en las zonas con una alta densidad de la población. Gracias a los datos recogidos en la historia de la marca, Continental cuenta con las soluciones y los conocimientos necesarios como para poder satisfacer esta nueva demanda.

Ralph Lauxmann, Jefe de Sistemas y Tecnología de la división de Chasis y Seguridad de Continental, explicaba: “Con la ayuda del reparto robótico, la visión de Continental para una movilidad integral puede incluso extenderse hasta la puerta de la casa del receptor. Nuestra visión del reparto robótico en cascada se sirve de un vehículo sin conductor para transportar robots, creando un equipo eficiente de transporte”.

“En los dos casos son eléctricos, autónomos y, en principio, pueden depender de la misma cartera de tecnología escalable. Estas sinergias crean un interesante potencial en conceptos de reparto holísticos, al utilizar soluciones similares en diferentes plataformas. Más allá de esta base tecnológica, es razonable esperar que en esta área se desarrolle toda una cadena de valor”, concluía Lauxmann.

Los «robodogs» podrán complementarse con el «robotaxi»

2 fotos

Ampliar

Los vehículos autónomos, protagonistas en las ciudades del futuro

Los vehículos sin conductor representarán una parte muy importante en las ciudades inteligentes del futuro. La mayoría de expertos los consideran un elemento clave para lograr los futuros objetivos de movilidad con los que se resolverán los retos de la urbanización, puesto que un vehículo autónomo puede estar en continuo funcionamiento durante las 24 horas del día y los 7 días de la semana.

Jeremy McClain, Director de Sistemas y Tecnología de Continental Norteamérica, afirmaba: “Habrá picos en la demanda de vehículos sin conductor a lo largo del día, y es fuera de esas horas punta cuando entran en juego las entregas robóticas. Nuestra tecnología automotriz tiene un gran potencial para apoyar el desarrollo empresarial de robots de entrega autónomos como uso adicional en vehículo sin conductor”.

Teniendo en cuenta que la mayoría de entregas se producen mientras estamos trabajando, estudiando o cualquier otro tipo de actividad, las horas en las que menos demanda haya de “robotaxis”, se podrán aprovechar para que estos se alíen con los robots de entrega para hacer el reparto de mercancías.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche