Los radares madrileños recaudan 5.000 euros cada hora

Los radares madrileños recaudan 5.000 euros cada hora

30 junio, 2016

Durante el pasado año 2015, los radares de la policía municipal de Madrid han formulado 372.535 denuncias por sobrepasar los límites de velocidad establecidos, según revela un estudio realizado por la organización de defensa de los conductores Automovilistas Europeos Asociados (AEA).

Aquella canción que decía “para ser conductor de primera, acelera, acelera…” ha quedado desactualizada, muy desactualizada. Hoy en día, a menos que seas un altruista ciudadano que quiere contribuir a sanear las maltrechas arcas municipales, lo más conveniente es que levantes el pie del acelerador.

De lo contrario, te expondrás a que uno de esos radares que, como nadie duda, contribuyen a aumentar nuestra seguridad, te caze circulando a una velocidad superior a la permitida para días después recibir un amabilísima carta del Ayuntamiento en la que te invitan a pasar por caja.

Según un informe elaborado por Automovilistas Europeos Asociados (AEA), el pasado año los radares instalados en la capital de España le reportaron al Ayuntamiento de Madrid, nada más y nada menos, que 44.812.500 euros de beneficio, es decir, 5.115 euros cada hora. Dadas las cifras, nadie podrá dudar de que cumplen a la perfección con su cometido. ¿Seguridad?, no. Recaudar, y se les da de miedo.

La velocidad más alta registrada por los radares de la capital ha sido la de un conductor que circulaba por el km. 6,7 de la M-30 a 158 km/h (límite de 90 km/h), si bien el mayor exceso sobre el límite previsto se ha producido también en el M-30, en el Km. 16,530, al circular un conductor a 139 km/h. en un tramo donde no se pueden superar los 70 km/h.

“A pesar del importantísimo número de denuncias que se formulan en la inmensa mayoría (el 90,9% de los casos) se trata de excesos mínimos de velocidad de apenas un 10% sobre el límite establecido, que son sancionados con multa de 100€”, señala el informe de AEA.

M-30, una máquina de multar

La M-30, es la vía que contabiliza el mayor número de infracciones (el 68,3% del total), siendo el radar situado en el túnel de la Av. Portugal, de entrada a Madrid (Km. 4,150), el que formula el mayor número de denuncias (15,8% del total), seguido por el que está situado en el km. 4 de la A-5, a la altura de Batán (13,2%).

A los radares de exceso de velocidad, se están sumando últimamente una gran cantidad de nuevos radares de semáforo rojo, a pesar de que varios tribunales los han declarado ilegales. Así que el año que viene, la recaudación seguirá aumentado. ¿Dónde está el límite? Infinito es la cifra que más se aproxima.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba