Noticia

Los neumáticos de segunda mano no son seguros

Ampliar

02 de noviembre, 2015

En caso de comprar este tipo de neumáticos, nos exponemos a una mayor probabilidad de accidente y un mayor coste económico. Por ello, la Comisión de Fabricantes de Neumáticos del Consorcio del Caucho recomienda la compra de gomas nuevas

Con la crisis económica, muchos conductores se han planteado ahorrarse unos cuantos euros apurando más tiempo de lo recomendado los neumáticos o, directamente, comprándolos de segunda mano. Esto puede convertirse en un error fatal, ya que según la Dirección General de Tráfico (DGT), el 61% de los accidentes relacionados con el estado del vehículo estuvo relacionado con un mal mantenimiento de las gomas.

Por ello, la Comisión de Fabricantes de Neumáticos del Consorcio del Caucho recomienda la compra de neumáticos nuevos ante el aumento de ruedas de segunda mano en el parque español actual. Este organismo estima que hay cerca de dos millones de gomas de segunda mano rodando por España, una cifra que supondría un 7% del total.

¿Por qué desconfiar de los neumáticos de segunda mano? Porque se desconoce su procedencia y es imposible verificar las condiciones en las que se encuentra. Además, su vida útil es más reducida debido a que ya ha sido utilizado por otro conductor y sus defectos pueden estar ocultos, ya que a veces, una inspección ocular es insuficiente para conocer el estado de las ruedas

Entre estos fallos imperceptibles están los golpes, el exceso o insuficiencia de presión o los efectos de la temperatura. Además, en función del vehículo, su desgaste es diferente, por lo que montar neumáticos de segunda mano en un coche distinto puede incrementar el riesgo.

Tras varios años siendo un país exportador de neumáticos usados, nos hemos convertido en un país importador tras los efectos de la crisis económica. Según un estudio del Consorcio del Caucho, la Dirección General de Aduanas y las empresas GIPA España y SGS, las gomas de segunda mano que se venden en España vienen, principalmente, de Alemania, Francia, Italia y Países Bajos.

Lo barato sale caro

La Comisión de Fabricantes de Neumáticos del Consorcio del Caucho resalta que el ahorro producido al comprar gomas usadas no es tan grande como se pueden imaginar los consumidores.

Sin unas condiciones óptimas, las ruedas pueden producir un mayor consumo de combustible y por otro lado, podemos crear desperfectos en el vehículo en caso de accidente -que luego cuestan dinero reparar- o incluso, dejar consecuencias irreparables en las personas que viajan en el habitáculo.

Por ello, este organismo recomienda la compra de neumáticos nuevos, ya que sus condiciones garantizan que un trayecto seguro gracias a una óptima adherencia, respuesta al volante y capacidad de frenado en asfalto seco y mojado.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche