Noticia

Los móviles, principal causa de distracción en los conductores jóvenes

Ampliar

01 de enero, 2014

Los adolescentes pueden empezar a conducir con mucha precaución, pero a medida que pasa el tiempo comienzan a realizar varias tareas con mayor asiduidad, como utilizar los teléfonos móviles, comer y hablar con los demás pasajeros del vehículo, de forma que aumenta en gran medida el riesgo de accidente.

“Los conductores noveles son más propensos a involucrarse en tareas secundarias de alto riesgo con mayor frecuencia a medida que se sienten más cómodos con la conducción”, señala la primera autora del estudio del Instituto de Transporte del Instituto Politécnico y la Universidad Estatal de Virginia, en Estados Unidos, que se publica este jueves en ‘New England Journal of Medicine’. Se trata de Charlie Klauer, líder del grupo de riesgo de los adolescentes y de la prevención de lesiones en el Centro sobre la Vulnerabilidad de los Usuarios en la Seguridad Vial.

“Las cada vez más altas tasas de realización de tareas secundarias entre los jóvenes automovilistas que muestra nuestra investigación son preocupantes, ya que parece ser un importante factor que contribuye a los accidentes o casi accidentes”, subraya. Estudios de tráfico concluyen que los conductores de 15 a 20 años de edad son el 6,4% de todos los automovilistas en la carretera, pero están implicados en el 11,4% de las muertes y en el 14% de los siniestros que resultan en lesiones.

Klauer y su equipo hallaron que entre las distracciones peligrosas que entretienen a los conductores noveles más que a los experimentados incluyen el manejo de un teléfono móvil para llamar o escribir un mensaje, coger algo que está lejos del volante, mirar algo a un lado de la carretera y comer. Todos estos actos fueron estadísticamente significativos.

“Cualquier tarea secundaria que lleve los ojos del conductor novato fuera de la carretera aumenta el riesgo”, alerta Klauer. “Un automovilista distraído es incapaz de reconocer y responder a los peligros del camino, como la desaceleración brusca de un vehículo pesado o la entrada repentina de un coche, peatón o un objeto a la vía”, agrega.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche